“Vi lo que parecían orejas y también tenía hocico”, dijo Chrissie Anker horrorizada al ver la cena que le estaba preparando a su novio y su hija.

Pasan los años y cada vez son más las personas que se suman al vegetarianismo o veganismo, donde los motivos son —en su mayoría— por el sufrimiento animal o la contaminación de la industria de la carne.

En este caso, el cariño por los animales fue lo que motivó a Chrissie Anker, una joven de Inglaterra, a dejar la carne para siempre. Sin embargo, no le impone a su familia que deje de consumir productos animales, por lo que decidió sorprenderlo preparándoles salchichas de cerdo y papas fritas.

Kennedy News and Media

De acuerdo a lo que Chrissie contó a The Mirror, por lo general le cocina comida vegetariana a su novio y a su hija, pero esta vez quiso hacer un esfuerzo y darles una comida de origen animal que ambos aman.

Con su idea en marcha, la joven madre observó que la salchicha tenía forma de cerdo y, sin pensarlo dos veces, abrió el horno para comprobar lo que estaba viendo: “Vi lo que parecían orejas. ¡Se lo mencioné a Joe (su novio) y cuando abrí el horno me di cuenta de que también tenía un hocico! Estaba muy enojada, pensé que era horrible”, precisó Chrissie.

De inmediato, la chica tomó una foto de la situación “para mostrársela a mi familia porque también me pareció un poco divertida, pero tuve que borrarla de inmediato porque era horrible de ver”.

TikTok @chrisptofu00

Luego de este momento, la mujer quedó atónita al ver que su pareja decidió probar la salchicha en cuestión de todas formas: “No era algo que esperaba. Cuando cocino carne, por lo general me estreso porque es posible que no se cocine correctamente, así que sigo revisando. Siempre quise ser vegetariana porque me gustan mucho los animales y nunca me importó mucho la carne”.

Tras compartir su anécdota, Chrissie, quien mantiene su cuenta privada, recibió miles de comentarios de personas carnívoros. “Pensé que era divertido y lo publiqué. No esperaba tener este regreso. Mucha gente dijo que era realmente repugnante y algunos carnívoros dijeron que les hacía querer dejar de comer salchichas”, concluyó la británica 21 años.