Por Leonardo Granadillo
12 agosto, 2019

Los jóvenes de la Universidad del Valle Campus Puebla, nos enseñan el camino hacia un futuro sustentable y con mayor conciencia ambiental.

Generalmente solemos criticar constantemente a la generación del futuro, decimos que son más rebeldes, irresponsables, que el futuro de nuestro planeta está en malas manos, es común que la generación de los 80 y hasta parte de los 90 se quejen de esta nueva camada.

Una nueva camada que ciertamente en parte no viene haciendo las cosas bien, pero no hay que caer en el error de generalizar, también hay jóvenes que han aprendido de los errores de nuestros ancentros, como un grupo de estudiantes de la Universidad del Valle de México (UVM), quienes diseñaron utensilios ecológicos plegables, impermeables y reutilizables que se degradan por completo en solamente un año.

Universidad del Valle de México Campus Puebla

Para quien no entiende la magnitud de su creación, los envases de plásticos (los que se utilizan más comúnmente en todo el mundo) pueden tardar hasta 100 años en degradarse, en cambio esta alternativa creada por los chicos de diseño gráfico cambia el proceso para convertir el papel mineral en platos o productos desechables.

“La idea nace en una clase que se llamaba Diseño Sustentable y más que nada porque en el campus utilizaban demasiado unicel, nace por una preocupación por el uso excesivo porque además de la universidad y los restaurantes o establecimientos fuera de ella había demasiado consumo y todas las personas la utilizaban sólo una vez y los botes estaban repletos de esta basura”

Dulce Fernández a Magazine UDV

Universidad del Valle de México Campus Puebla

La propuesta que lleva por nombre «Amatl», fue creada por Dulce Fernández, Emmanuel Silva, Arturo Olivares, Leonardo Gutiérrez y Dania Escalada. El producto está hecho de 80% de carbón cálcico (procedente de las conchas y piedras) y 20%  de resinas no tóxicas que se emplean para pegar. Es impermeable, antihongo, antigrasa y se puede lavar hasta 5 veces.

Esperan prontamente comercializar su invento, por ahora siguen presentándolo en distintos lugares del país. Por más chicos con la misma conciencia ambiental.

Universidad del Valle de México Campus Puebla