Por Antonio Rosselot
4 junio, 2019

No te recomendamos que bebas esta cantidad si quieres mantener intacto tu sueño y, obviamente, tus movimientos estomacales.

Estamos en 2019, el año donde las modas alimenticias son tendencia a nivel mundial. Sin embargo, hay una bebida que ha trascendido siglos y milenios, manteniendo su condición imprescindible para gran parte de la humanidad: el café. Este elixir de la energía siempre ha sido parte de nuestros desayunos y de nuestra jornada laboral, ya que lo bebemos para poder aguantar el día. Además, actualmente la movida del café se ha vuelto muy gourmet, y cada vez es más común ver nuevas cafeterías en todas las esquinas.

Está bien, tienes todo el derecho a sentirte culpable por la cantidad de cafés que compras al día (porque sabemos que son muchos). Sin embargo, esa culpa sólo debe afectar tu cartera, porque un estudio señaló que si ingieres 25 tazas de café al día, tiene el mismo efecto en tu salud que si solo bebieras una.

La investigación fue desarrollada por la British Heart Foundation y la Universidad Queen Mary de Londres, y trabajó con tres grupos de estudio, sumando un total de 8.412 sujetos para el experimento. El primero de ellos estaba compuesto por aquellos quienes beben menos de una taza de café al día, el segundo contenía a los que beben de una a tres tazas al día y el tercer grupo, a quienes bebían mas de tres tazas diarias. Si bien el consumo promedio en este último grupo era de cinco tazas, algunos de sus miembros bebían hasta 25 tazas diarias.

El estudio resolvió que incluso aquellos que beben esta absurda cantidad de café no eran más propensos a sufrir la compresión de sus arterias, síntoma asociado a infartos y accidentes vasculares. Los participantes fueron evaluados con resonancias magnéticas de corazón y oxímetros de pulso, y con los factores de edad y peso en consideración. Finalmente no se observó ninguna diferencia entre estos individuos.

«Si bien el café es muy popular a nivel mundial, distintos estudios y publicaciones podrían evitar que la gente siga disfrutándolo. Aunque no podamos confirmar una causalidad en este estudio, nuestra investigación indica que el café no es tan malo para las arterias, como sí se sugiere en estudios previos».

Dr. Kenneth Fung, de la Universidad Queen Mary de Londres

Así que ya sabes, si estás somnoliento o somnolienta, no dudes en poner a calentar un poco de agua para el café de rigor. Eso sí, no recomendamos que bebas 25 tazas diarias si quieres mantener intacto tu sueño y, obviamente, tus movimientos estomacales.