Por Camilo Morales
10 noviembre, 2020

Tras un análisis de los registros de más de 570.000 personas se pudo establecer que las personas que consumían este alimento tenían una reducción del 26% en la mortalidad cardiovascular y un 23% menos de probabilidades de morir de cáncer.

El chile es un ingrediente esencial para algunas comidas como la peruana, la tailandesa o la mexicana. Sin este condimento un plato podría sentirse incompleto y sin el calor necesario para darle un aspecto distintivo al plato. Eso sí, solo algunos pueden soportar los altos niveles de picor que se pueden generar en preparaciones como éstas. 

Un estudio reciente indicó que comer regularmente chile en sus distintas variedades, como los rojos, verdes o amarillos, puede ser muy beneficioso para la salud. Esto porque se ha demostrado, a través de estudios anteriores, que el chile estaría cargado de antioxidantes y de propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias.

Pixabay

Según el estudio que será presentado en las Sesiones Científica de la American Heart Association, estos beneficios se generarían gracias a la capsaicina, un componente que le da su característico sabor picante. Pero además, un nuevo antecedente del estudio es que es el primero en observar a los consumidores de ají y su correlación con la mortalidad por enfermedades. 

Para el estudio se analizaron más de 4.729 estudios de las distintas bases de salud del mundo. Tras estudiar registros dietéticos y de salud de más de 570.000 personas en Estados Unidos, China, Italia e incluso Irán, se compararon los resultados con quienes nunca o casi nunca han comido ají en sus comidas regulares.

Pixabay

Con esa comparación se logró establecer que las personas que consumían chile tenían una reducción del 26% en la mortalidad cardiovascular. Además, estas personas tenían un 23% menos de probabilidades de sufrir y morir por cáncer, y una reducción del 25% en la mortalidad por todas las causas. Sin embargo, para los especialistas aún no está clara cuál debe ser la cantidad exacta para consumir y que ésta sea beneficiosa para la salud.

El cardiólogo del Heart, Vascular & Thoracic Institute of Cleveland Clinic, de Cleveland, Estados Unidos, Bo Xu, dijo que el estudio destaca que los factores dietéticos pueden desempeñar “un papel importante en la salud en general“. También explicó que fue una sorpresa para ellos “descubrir que en estos estudios publicados anteriormente, el consumo regular de chile se asoció con una reducción general del riesgo de todas las causas, enfermedades cardiovasculares y mortalidad por cáncer“.

Pixabay

Aún así, a pesar del humo blanco en la investigación falta profundidad. Esto porque el Dr. Xu explicó que “se desconocen las razones y los mecanismos exactos que podrían explicar nuestros hallazgos. Por lo tanto, es imposible decir de manera concluyente que comer más chile puede prolongar la vida y reducir las muertes, especialmente por factores cardiovasculares o cáncer”.

El Dr. Xu puntualizó que es necesaria más investigación: “Sin embargo, actualmente se desconocen las razones y los mecanismos exactos que podrían explicar nuestros hallazgos. Por lo tanto, es imposible decir de manera concluyente que comer más chile puede prolongar la vida y reducir las muertes, especialmente por factores cardiovasculares o cáncerSe necesita más investigación, especialmente evidencia de estudios controlados aleatorios, para confirmar estos hallazgos preliminares“.