Por Luis Aranguren
6 mayo, 2020

Su excusa fue que no quería “pelar el ave esa”, por eso ahora está fuera de la competencia.

En ocasiones nuestros estilos de vida definen quienes somos realmente, pero está claro que al entrar en una competencia de cocina debemos hacer de todo. Pues al parecer hay quienes intentan imponer sus gustos y en ocasiones no solo se llevan la vida de eso que tanto protegen, sino que además la desperdician en un plato realmente horrible.

Así le ocurrió a Saray, una concursante que decidió que era una buena idea servir una perdiz muerta y con plumas en un plato, claramente mal adornado y sin ganas de nada.

Masterchef España

Esto generó mucho desagrado en los jueces quienes la acusaron de ser una desconsiderada, no solo con ellos sino con sus compañeros que habían preparado sus platillos. Desde el comienzo del programa se negó a preparar el ave, fue así como decidió mostrar su enfado con tan triste platillo.

Lo único realmente valorable fue la crema de hongos que hizo, en la cual colocó a la perdiz adornada con tres tomates cherry y algunas ramitas.

Ella comentó que la habían empujado hacia “su salida del programa”, asegurando que de haber tenido otros ingredientes su platillo superaría el de sus compañeros. Pero no fue así, porque es una competencia y porque un chef debe saber cocinar de todo aún si ese no es su preparación favorita.

Masterchef España

El juez que más hizo énfasis en su molestia fue Jordi Cruz, quien resaltó que era una desvergonzada por hacer algo tan terrible y que para colmo igual terminó con la vida del pobre animal.

Masterchef España

Aseguró que ella se quedó con el puesto de alguien que pudo ser más exitoso, lamentablemente en 8 años nunca les había ocurrido eso. De esta manera procedió a botarla del lugar y expulsarla del concurso, así que le pidieron que se quitara el delantal y se fuera, pues no tenía nada que hacer ahí.

La respuesta de Saray fue que no le faltó el respeto a nadie, pero no le gustaba ver cómo un “animal moribundo hervía por más de cinco minutos en el agua”.

Masterchef España

Lo cierto es que en estos concursos no se cocina para uno mismo, si bien después pueden especializarse en el tipo de cocina que deseen, los conocimientos básicos de todos deben demostrarse. Es una lástima que se haya perdido la vida de aquel pobre animal y ni siquiera haya quedado para el disfrute de los comensales.

Masterchef España

Esperemos que Saray encuentre su camino y que a los otros chef les sirva de lección que hacer un mal plato les costará su cupo en aquella competencia.