Por Luis Aranguren
22 febrero, 2021

A pesar de ser una desconocida, encontró en esta familia un hogar temporal. La recibieron y le dieron el calor necesario los días que la nieve la dejó atrapada.

Seguramente has escuchado a algún anciano decir que siempre sale un ángel cuando más lo necesitamos. Si bien no tienen alas, pueden venir en forma de humanos y tendernos las manos cuando más lo necesitemos.

Si revisaron las noticias una fuerte nevada azotó el estado de Texas el domingo pasado, lo que impidió que muchos fueran a sus casas con tranquilidad.

Facebook / Chelsea Timmons

Una de las personas que más se vio afectada fue Chelsea Timmons, quien vive en Houston  pero trabaja en Austin, Texas. Ella suele hacer entregas de pedidos de comestibles y durante la tormenta pensó que podía terminar algún último.

Lamentablemente la nieve fue mucha y su automóvil comenzó a deslizarse, mientras ella pedía a Dios para no golpear una casa.

Good Morning America

Sus súplicas fueron escuchadas, pero eso no fue impedimento para que no quedara atascada en un matorral de flores frente a una casa. De inmediato los propietarios del lugar, Doug Condon y Nina Richardson salieron a ver qué ocurría.

Al ver que no podían hacer nada invitaron a Chelsea Timmons a esperar una grúa dentro, sin imaginar que esa espera se alargaría mucho más.

“Soy extremadamente afortunada de que aquí fue donde se estrelló mi auto. Estaba en su macizo de flores. No estaba en una zanja. No estaba al costado de la carretera … Estaba atrapado en un lugar seguro y cálido”.

–Chelsea Timmons dijo a CNN

El mal tiempo siguió por los próximos 5 días y nadie podía remolcar el carro de Chelsea, por lo que la pareja le permitió quedarse a dormir.

Facebook / Chelsea Timmons

No permitirían que la joven pasara frío o algún tipo de penurias por culpa del frío, además tenían espacio suficiente. Fue entonces cuando decidieron preparar la cena e invitarla a quedarse hasta que todo se arreglara.

Los perros que tienen la pareja en casa estaban de acuerdo con la decisión y acompañaban a Chelsea en todo momento. Era divertido para ellos ver que alguien recién llegado les daba tanto cariño y mimos.

Facebook / Chelsea Timmons

Se podría decir que por esos días se convirtieron en una familia, un grupo que se preocupaba por la salud y bienestar del otro.

Fue entonces cuando Chelsea Timmons decidió preparar un pastel de coco como forma de agradecimiento, algo que la pareja disfrutó mucho. Una experiencia que nos habla de la bondad existente en el mundo y cómo ayudando a quienes lo necesiten se multiplica.

Facebook / Chelsea Timmons

Para Chelsea esta pareja fue su salvación del frío, mientras que para Doug y Nina fue la oportunidad perfecta para hacer una gran amiga.