Por Catalina Maldonado
3 diciembre, 2019

Este delicioso pan puede durar hasta cinco días, y un poco más si lo metes al refrigerador.

Todos tenemos a ese amigo o familiar que te avisa unas horas antes que irá de visita y al ver tu alacena solo tienes harina. Es por eso que siempre recomendamos tener una carta bajo la manda y apostar por una receta fácil pero que sin duda te dejará como un verdadero experto en la cocina.

El pan de ajo por ejemplo, es el favorito de muchos y claro, si es la combinación perfecta de sabores intensos y la suavidad de un pan recién salido del horno. Y si le agregas un poco de queso, te aseguro que no necesitarás nada más en tu mesa.

www.quericavida.com

La receta es sencilla, y sirve hasta para el más «inexperto» en temas de la cocina, porque con instrucciones claras e ingredientes que puedes tener en tu casa o consigues fácilmente en cualquier supermercado, puedes conseguir un plato digno de la visita que pase por tu casa.

Ahora las instrucciones para nuestro pan de ajo casero (8 porciones):

Ingredientes

  • 12 dientes de ajo
  • 350 cc. de leche
  • 450 grs. de harina con polvos de hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 sobre de levadura
  • 1 cucharada de mezcla de finas hierbas a elección (secas)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 huevo
  • Mantequilla
  • Leche (para pintar la masa)
  • Sal
  • Queso rallado (opcional)
  • Orégano (opcional)

Preparación 

En una olla, juntar la leche con los dientes de ajo y cocinar a fuego medio durante 15 minutos. Dejar enfriar y llevarlo a la batidora o juguera, luego reservar.

En una fuente o bowl, cernir la harina y la sal, añadir la levadura (activar previamente la levadura con agua tibia según la medida del empaque), finas hierbas, aceite de oliva, el huevo ligeramente batido y la mezcla anteriormente reservada. Mezclar bien todos los ingredientes hasta formar una masa. Luego de esto, disponer la masa sobre una superficie lisa, seca y enharinada, amasar hasta que quede lisa y homogénea. Ponerla en una fuente o bowl, taparla con un paño limpio y seco, dejar reposar en un lugar cálido durante 1 hora.

Luego de ese tiempo, sacar la masa y amasarla nuevamente, para pasar a dividirla en ocho porciones dándoles forma de pan o bollos y en la superficie hacer una forma de cruz con un cuchillo. Dejarlos reposar por 15 minutos más, tapados con un paño limpio y seco.

¡A hornear! En una bandeja de horno enmantequillada, disponer los panes, y con la ayuda de un pincel pintarlos con leche y echarles un poco de sal en la superficie. Hornearlos a fuego medio durante 15 minutos o hasta que estén dorados, servir.

Si quieres darles un toque, esparciendo un poco de queso rallado y orégano en la superficie y listo, tienes un pan de ajo desde la comodidad de tu cocina.