Por Luis Aranguren
15 abril, 2020

El coronavirus no les deja salir, pero ella sentía la necesidad de hacer sus compras semanales. Ordenaron todo y la pasearon un rato.

La cuarentena por el coronavirus ha cambiado por completo nuestras vidas, nos ha hecho replantearnos todo a lo que estábamos acostumbrados. Quienes más sienten estos cambios son los niños y los ancianos, quienes por un motivo u otro necesita sus actividades diarias.

Pues esta es la historia de una linda abuelita, ella sufre Alzheimer pero sin importar cuantas cosas se le olviden sabe que debe hacer mercado cada semana.

Facebook / Jason Van Genderen

Es por eso que Jason Van Genderen decidió recrear en su casa con los productos que tenía un supermercado completo. De ese modo su madre de 87 años podría “salir a hacer su mercado semanal”, para ellos es algo habitual y representa una actividad entretenida.

Facebook / Jason Van Genderen

La verdad es que el mercado estaba bastante completo, sus hijos y su esposa se vistieron de trabajadores de mercado para atenderla.

“Llevamos en aislamiento cuatro semanas y la rutina de mi madre se ha desbaratado. Intentar comprender lo que pasa le está destrozando, y una de las cosas con las que sostiene su semana es la compra. No podemos llevarla al supermercado, así que pensamos que podríamos abrir una tienda en casa”.

-Jason Van Genderen

Por suerte ella tenía una lista con los productos que necesitaba, así iba seleccionando junto a su querido Jason los que necesitaba. Aunque fue una treta, ella se llevó un gran recuerdo de ese paseo en el mercado porque al final del día solo importa entretenerse.

Es importante que durante estos días de encierro les prestemos especial atención a los ancianos, el encierro aunado a su estado cenil puede ser contraproducente.

Facebook / Jason Van Genderen

Una pequeña charla o caminata dentro de la casa será de mucha ayuda, tal vez pedirle ayuda en actividades que no requieran mucho esfuerzo físico los entretendrá. Lo importante es hacerle saber que son miembros importantes y útiles de nuestras familias, demostrarle todo el amor que merecen recibir.

Este video llena a cualquiera de ternura con facilidad, pues se nota que está muy conectada con su niño interior al momento de pedir chocolate.

Facebook / Jason Van Genderen

Sin duda el Alzheimer es una enfermedad difícil de lidiar, pero aunque pierdan muchos de sus recuerdos con las sensaciones pasa algo distinto. Es muy difícil que alguien olvide la sensación de felicidad si durante mucho tiempo la ha sentido y de eso se trata con esta señora.

Facebook / Jason Van Genderen

Esforcémonos en hacer de la cuarentena algo valioso para todos, que el tiempo de sobra en casa no sea aburrido sino por el contrario aprovechable.