Por Catalina Maldonado
19 octubre, 2020

Preocupada por el futuro de su hijo con discapacidad, esta madre se propuso crear este emprendimiento para darle un trabajo digno. Juntos hornean las galletas y esperan incluir a más personas con discapacidades para que “tengan un empleo después de terminar la escuela”.

Para los padres el futuro de sus hijos son de las cosas más importante pues todos quieren verlos triunfar y quedarse tranquilos de que podrán vivir perfectamente si ellos algún día llegan a faltar. Esto se agudiza cuando hablamos de hijos con alguna discapacidad y que muchas veces son marginados de trabajos por su condición. 

A raíz de esto último, Jennifer Hinze, la madre de Nick —un joven de 17 años con discapacidad— crearon “Nick’s Dog Treats”, una empresa que hace más que vender galletas para perros, construye un futuro para jóvenes con discapacidades. 

Nick’s Dog Treats

A los 11 meses, tras haber nacido prematuro, a Nick le diagnosticaron parálisis cerebral tetrapléjica y desde entonces, sus padres han estado acompañándolo en todos los procesos de su vida pero ahora que ya se acerca a ser un adulto, les preocupa su futuro laboral. 

Fue entonces que Jennifer, su madre, se dio cuenta que como su hijo, muchos son los adolescentes con discapacidad que salen de la escuela sin trabajo. Por eso decidió tomar este problema con sus propias manos y pensó en crear un emprendimiento que sirviera para generar puestos de empleo para ellos. 

Nick’s Dog Treats

“Nick tenía 15 años en ese momento y pensé, se está haciendo mayor, así que quiero empezar algo con él ahora para que cuando termine la secundaria, tenga un trabajo” dijo Jennifer con respecto a la creación de la empresa que vende galletas de perro.

Desde entonces, Nick junto a Jennifer se dedican a hornear las deliciosas galletas para perros que partió con mucho esfuerzo pero que hoy ya gozan de una estabilidad económica que, incluso, les ha permitido ampliarse con café y tazas.

Nick’s Dog Treats

Pero este no es el objetivo final de Jennifer pues su misión va más allá de solo ayudar a su hijo Nick a tener un futuro digno, sino que su objetivo es abrir una tienda para que “otras personas con discapacidades también puedan tener un trabajo después de terminar la escuela secundaria”. “Eso es lo que me encantaría. Ese es mi objetivo” dijo la  comprometida madre.

Nick’s Dog Treats

Actualmente su negocio crece rápidamente y el sueño de una tienda no se ve para nada lejano. Ya cuentan con página web y diferentes páginas en redes sociales, pero algo que no ha cambiado es que siempre trabajan unidos. 

¡Un proyecto admirable!