Por Luis Aranguren
7 septiembre, 2020

Si bien no pudo estar en persona por la pandemia, gracias a la tecnología les obsequió la compañía que también les hacía falta.

De los principales afectados por la pandemia del coronavirus han sido los ancianos, quienes tal vez al tener un sistema inmunológico más débil se exponen con facilidad. Pero esto no quiere decir que los dejemos solos, siempre habrán métodos para darles compañía y algo más.

Es así como la finalista de la popular competencia de comida MasterChef Brasil, Lorane Dayse, decidió colaborar con ellos gracias a un robot.

Razoes para Acreditar

Una gran cantidad de alimento fue entregada a esta casa de ancianos, para que pudiesen lidiar con la fuerte situación económica que atraviesa su país. Pero más que eso, a través de un robot que tenía una tablet con su imagen en directo les ofreció la oportunidad de comunicarse y hablar.

Aunque la finalista de MasterChef estaba en su hogar de Piauí en Brasil, se encontraba presente y dándoles toda la atención que necesitaban.

“Fue una experiencia tan extraordinaria, nunca imaginé en mi vida hacer algo así, especialmente durante una pandemia, poder estar cerca de estas mujeres. Son maravillosos, recibí mucho cariño, estaba muy feliz y me encantó la experiencia. Me voy a dormir llena de amor”.

-Lorane Dayse, finalista MasterChef

Seguro a muchos les parecerá algo poco más que divertido, pero para estas personas que no han recibido visitas por más de 100 días significa mucho.

Es una forma de hacerlos sentir importantes y demostrarle que todos hacen lo posible por mantenerse en contacto con ellos. Según la chef a Razoes para Acreditar, sabe que muchos sufren esta situación por lo que es momento de usar la tecnología para hacerlos felices.

Ella junto a su equipo, realizaron una donación de 20 canastas de alimentos básicos y 188 dólares adicionales en productos de protección como guantes y tapabocas. Para esto se aliaron empresas del país latinoamericano como Casa Bueno y la empresa tecnológica Cwbot.

Instagram / Lorena Dayse

En esta casa de ancianos llamada “Lar Divino” se atienden a mujeres mayores que no tienen dónde vivir o quien las cuide.

Actualmente son atendidas 18 personas dentro de este centro, saber que estaban teniendo algunas situaciones difíciles es triste. Por eso todos querían ayudar y lo lograron, les dieron los productos que necesitaban y además la compañía virtual para que sepan que no están solos.

Razoes para Acreditar

Esperemos que su situación siga mejorando, si todos aportamos un pequeño grano de arena podremos hacer la diferencia. Si algo nos ha enseñado la cuarentena es lo importante de ser amables con otros, el mundo ha demostrado que puede ser amable y debemos seguir así.