Por Alvaro Valenzuela
10 agosto, 2017

Nunca más se te romperá una yema y tus desayunos quedarán en un nivel profesional.

Unos huevos fritos siempre son el ingrediente perfecto para un delicioso y completo desayuno. Una de sus multiples preparaciones requiere de un volteo para cocer de manera precisa ambos lados. Sin importar la técnica de cocina que tengas, esto puede ser algo difícil y muchos terminan rompiendo la yema y dejando un desastre en el sartén.

Pero tranquilo, con este simple truco tus huevos fritos para el desayuno, almuerzo o cena quedarán perfectos y te ahorrarán mucho tiempo y trabajo.

En vez de voltearlos, una vez que el huevo esté a punto de estar listo debes echar 1/3 de taza de agua al sartén y cubrirlo con una tapa.

En poco tiempo el vapor creado por el agua cocina el huevo por la parte de arriba.

Mira este video para que veas una prueba de como se hace:

¿Conocías este truco?