Por Catalina Maldonado
9 septiembre, 2020

Además del gran premio, el anuncio incluye “un viaje con todos los gastos pagados y educación a una universidad de fabricación de dulces” según un comunicado de prensa. ¡A comer dulces se ha dicho!

A pesar de que en estos tiempos todo parece estar ocurriendo en internet, lo cierto es que aún hay personas que pretenden mantener la magia en lo visible, volver a creer en los cuentos e involucrar a todas las familias en una nueva aventura. O al menos eso propone el fundador de los famosos dulces Jelly Belly. 

Si sonó un poco enredado, la invitación es muy sencilla: David Klein, creador original de estos dulces, ha lanzado una búsqueda del “ticket dorado” al más puro estilo de Willy Wonka donde el ganador recibirá las llaves de una de sus fábricas de dulces. 

Jelly Belly

Al igual que en el conocido libro y películas de Charlie y la fábrica de chocolate, la búsqueda de este tesoro será a partir de los famosos tickets dorados que – al igual que en la ficción – estarán escondidos al azar en los dulces de la compañía. 

¿Cómo participar? Los interesados en ganar el premio mayor, deben registrarse en  TheGoldTicket.com y pagar $49.99 dólares para recibir un acertijo inicial sobre la ubicación de un “boleto de oro en forma de collar con una etiqueta que incluye un código que debe usar para verificar su hallazgo” dice el sitio web.

The Gold Ticket

Sin embargo, solo 1000 personas podrán inscribirse a la búsqueda del tesoro y si bien todos deberán invertir dinero, aquellos que solo encuentren el boleto dorado ya recibirán $5000 dólares. Eso sí, claramente serán pocos boletos los disponibles.

“Las búsquedas están diseñadas para brindarle una competencia amistosa con otros participantes. Al comprar un boleto para el juego del Tesoro Escondido, está adquiriendo la experiencia de un juego de búsqueda del tesoro y una oportunidad de usar sus habilidades de pensamiento para decodificar pistas y sugerencias, que pueden conducir a la respuesta al juego Tesoro Escondido”, dice el sitio web.

The Gold Ticket

Aquellos que hayan participado en la búsqueda del tesoro, luego serán elegibles para ganar el premio final: su propia fábrica de dulces.

Pero no es solo eso, además de la propiedad de una fábrica de dulces, el gran premio incluye “un viaje con todos los gastos pagados y educación a una universidad de fabricación de dulces” según un comunicado de prensa.

“Con la búsqueda del ticket dorado nuestro objetivo es hacer que la gente salga con sus familias. La abuela y el abuelo pueden incluso unirse con los niños y nietos”, dijo Klein, su fundador, en un comunicado.

Twitter

A pesar de que todo puede sonar muy prometedor, según el comunicado emitido por Jelly Belly Candy Company, el fundador David Klein “no tiene relación con la marca desde 1980 cuando adquirieron la marca registrada”. Por eso, el premio de la fábrica de dulce no será justamente una perteneciente a Jelly Belly. 

De todas formas esperamos ansiosos ver el desenlace de esta historia sobre ‘el nuevo Willy Wonka’.