Por Valeria Urra
28 junio, 2022

Su dueño, Justin Lange, trabaja en el área de la salud con personas sordas, por lo que notó rápidamente que el gatito también lo era y decidió hacerlo parte de su vida. 

Seguramente has escuchado que el perro es el mejor amigo del hombre, pero en este caso parece que fue reemplazado por… ¡un gato! y es que claramente llama la atención cuando ves a una persona comiendo en un restaurant con un felino.

Instagram @eltongato

Todo sucedió en la ciudad de Concepción, Chile, donde el gatito Elton y su humano Justin Lange, fueron vistos en un pub pasando un agradable momento mientras él tomaba una cerveza y le hacía cariño al felino que estaba encima de la mesa.

La tierna escena fue capturada por Ayleen Matus, quien se encontraba en el sector e indicó a Sabes.cl que “Cuando nos estábamos yendo, pasamos por fuera del local y nos sorprendió. Es más común ver un perro que un gato y fue épico. Logré capturar ese video en donde se le ve compartiendo con su gatito. Él está teniendo la mejor cita de su vida”.

Instagram @eltongato

Se podría pensar que el ruido ambiente que se genera en un lugar así podría molestar al peludo, pero no es así, ya que es totalmente sordo, lo cual es bastante curioso ya que su dueño es un tecnólogo médico especializado en otorrinolaringología.

“Tiene un problema con su audición. Coincidimos, ya que yo trabajo en el área de salud con personas sordas. Desde un comienzo sus conductas me parecieron extrañas y entendí lo que ocurría. Además, trato de no dejarlo tanto tiempo solo (porque sufre de convulsiones), así que salgo a pasear con él, que ya se acostumbró a andar con su arnés”, comentó Justin a Sabes.cl

Instagram @eltongato

Respecto a cómo se conocieron, Lange mencionó que todo se dio “Una noche en la que fui al departamento de unos amigos, pasé a comprar pizzas y en el local me dijeron que andaba un gato abandonado. Me lo encontré y se me acercó sin miedo. Le pregunté a mis amigos si podía entrar a la casa con él y, como uno de ellos es fanático de Elton John, lo bautizamos así: Elton, para que pudiera pasar a la junta”.

Debido a su discapacidad auditiva y a que desde pequeño fue acostumbrado a estar rodeado de gente, salen seguido a pasear, pero si capta alguna mínima incomodidad en su gato, prefiere irse.Interactúa súper bien y cuando sale a pasear no se asusta como otros gatos que sí se vinculan más con el ambiente a través de su audición. A veces tomamos café, pero si lo noto inquieto me pido todo para llevar, porque él manda”, afirmó Justin.