Por Luis Aranguren
18 mayo, 2022

El ave amante de hurtar los productos fue llamada Steven. Aunque es chistoso verla llevarse productos, todo comienza a salir caro.

Quienes hemos visto programas de televisión sobre animales, sabemos que son bastante curiosos e inteligentes, dispuestos a hacer todo por sobrevivir. Por supuesto, aprender a buscar alimento es parte esencial de su vida, pues es lo que necesitan para mantenerse fuerte en la intemperie.

En esta ocasión hablaremos sobre una gaviota que parece haber dejado de lado la caza de peces en el mar, gracias a que encontró en una tienda todo lo que necesitaba.

Bournemouth News

El local es un Tesco y está ubicado en Paignton, Inglaterra, donde el ave a quien llamaron Steven se dedica a robar todos los días algo para comer. Entre papas fritas y Mini Cheddars, además de otros productos ha sumado poco más de 350 dólares robados.

Bournemouth News

Esto es algo significativo para la cadena, quienes se lo toman con gracia pero buscarán la manera de hacer que sea más difícil para el ave robar.

Un trabajador de la tienda, Liam Brown, ha logrado captarlo en repetidas ocasiones por las cámaras de seguridad, quien con estrategia y atrevimiento entra como si el local fuera su refrigerador de alimentos. Algo que ha sido visto también por clientes, quienes no pueden creer lo que ocurre dentro del local y cómo el ave cuenta con tal nivel de inteligencia.

Bournemouth News

“Lo he visto entrar varias veces. Esta vez se subió al capó de mi auto, así que comencé a grabar, sabía que estaba tramando algo. Bajó de un salto y comenzó a masticar chicle del suelo, luego entró en la tienda y salió corriendo con un paquete de Mini Cheddars”.

–Liam Brown, trabajador del Tesco–

Bournemouth News

Lo cierto, es que este tipo de alimento no es nada saludable para esta ave, pues se trata de grandes cantidades de fritura que en sí, los humanos evitamos comer. Según las estimaciones, a lo largo de su carrera como ladrón, Steven la gaviota, ha robado más de 17 kilogramos de comida, bastante teniendo en cuenta que las bolsas no suelen llegar a los 400 gramos.

Si bien la tienda hace lo posible, esperamos que esta ave deje de robar y consiga a sus peces como el resto de su especie, o sino que al menos elija opciones más sanas de alimento.