Por Camilo Fernández
6 agosto, 2018

Es como si no comiera nada de lo que cocina, impresionante.

La fama de Gordon Ramsay se basa en su temperamento y su severidad a la hora de estar a cargo de una cocina. Personalmente, conozco más insultos que platos de este chef, pero ese soy yo. Aparte de todo eso, ahora hay que reconocerlo por una nueva virtud. 

A Ramsay acostumbramos verlo vestido con un delantal blanco de cocinero o una camiseta negra. De eso no varía mucho. 

AP

Pero ahora dio un nuevo sobresalto. Publicó una foto en su Instagram en una playa solo con un traje de baño. Resulta que está igual de tonificado que un actor de Hollywood.

Instagram @gordongram

¡Es como si no comiera nada de lo que cocina! O pasara más tiempo en el gimnasio que en la cocina.

Con 51 años, uno esperaría que Ramsay tuviera un cuerpo más de “padre”, más relajado. Al menos alguna barriga por comer. Pero nada. Luce mejor que nosotros en cualquier estado.

Instagram @gordongram

El célebre chef es un gran fanático de las triatlones. En 2015, completó hasta una competencia Ironman. Nada, pedalea, corre. Y cocina.

La foto, de hecho, es parte de una de las aventuras deportivas de Ramsay. Así lo describió en su Instagram:

“¡Iron Chef a Ironman para el Triatlón de Londres no puede esperar! Una gran manera de sacudirse el jet lag… ¡buena suerte y felicidades a todos los atletas y un GRAN AGRADECIMIENTO a todos los voluntarios y patrocinadores que no pudieron hacerlo sin ustedes!”.

Instagram @gordongram

Ramsay es famoso por odiar la comida vegana, por lo que esta figura es mucho más que mera alimentación. Ya sea a partir de carne o vegetales, su cuerpo está envidiable.

Una de sus últimas competencias fue la triatlón de AJ Bell en Londres con dos de sus hijos, Megan (20 años) y Jack (18). El trío asistió para reunir dinero para el hospital Great Ormond Street y la fundación Gordon y Tana Ramsay.