Por Luis Aranguren
24 octubre, 2019

Él decidió no hornearlo en un pastel, prefirió usarlo como balsa y divertirse un rato.

En ocasiones tenemos la suerte de una gran cosecha, algunos deciden exhibirlas y mostrarlas con orgullo pero no siempre es ese el caso. Justin, un granjero de Cleveland decidió hacer algo con lo mejor de su siembre.

En sus campos se dio una calabaza gigante, cualquiera pensaría en mucha comida o pastel pero al contrario él prefirió hacer una balsa para flotar en su estanque.

Facebook / Christin Ownby

La calabaza era algo impresionante, llegó a pesar 412. 8 kilogramos y al ver lo feliz que estaba en su nuevo ‘yate’ su esposa decidió publicar en Facebook su hazaña. La verdad es que remaba muy bien y dio algunas vueltas mostrando lo alegre que estaba, no se sabe de nadie que lo haya hecho antes.

Posted by Christin Ownby on Monday, October 21, 2019

Según dijo su esposa Christin a CNN su esposo siempre había soñado con cultivar una calabaza gigante mucho tiempo atrás y se había esforzado en lograr ese objetivo.

Facebook / Christin Ownby

Para lograrlo tuvo que regar la planta a diario, la cubría del calor y las cuidaba de los insectos, al cultivarla la llevó de inmediato a su rancho, sabía que era la más grande que había visto. Pero no es su única meta, pues desea que el próximo año pueda cultivar una más grande y así sucesivamente.

Posted by Christin Ownby on Monday, October 21, 2019

Tal vez yo habría hecho un gran pastel o la habría guardado para Halloween pero Justin decidió hacerlo más divertido.

Facebook / Christin Ownby

Así que si tienes planeado sembrar algunas calabazas, tal vez debas colocar la misma dedicación que Justin para que las obtengas tan grandes como él. Seguro que saben muy bien pues su siembra fue totalmente natural. El rey de las calabazas ha llegado y lo mejor de todo es que vive en Tennessee, quizás el próximo la convierta en un carrusel como en el cuento de la cenicienta.