Por Ghalia Naim
8 septiembre, 2017

Sin importar el tiempo, estarán igual de exquisitas que el primer día.

Para los amantes de los postres no hay nada más apetitoso que una galleta con la textura perfecta; esa que no es ni muy crujiente ni demasiado blanda. El problema, es que la mayoría del tiempo este producto debe consumirse recién hecho o un día después en vista de que pierde esa característica “esponjosidad” ¿Qué hacer para conservarla? El portal experto en el arte culinario America´s Best Ktichen compartió un fabuloso secreto sobre el tema y nosotros quisimos mostrárselos.

Sigan estos rápidos pasos y sus galletas se conservarán en excelente estado por varios días.

1. Elige la caja dónde guardarás las galletas y corta papel cebolla con el mismo diámetro.


2. Coloca un primer círculo de papel dentro de  la caja.


3. EL secreto:

Agrega una tortilla mexicana y cúbrela con otro trozo de papel.

 


4. Ahora, comienza a guardar todas las galletas y cada cierta cantidad repite el paso anterior.


5. Finalmente, tapa la caja.

¿Por qué una tortilla?

Esta absorberá toda la humedad que pueda afectar la textura y sabor de las galletas, así que podrás disfrutarlas por un buen tiempo como si recién las hubieses horneado. Si por alguna razón no tienes tortillas, otro tip es picar manzana y agregarlas a la caja. 

¡Esperámos les sirva!