Por Teresa Donoso
7 agosto, 2017

No necesitas técnicas elaboradas ni implementos específicos.

Si eres de esas personas que nunca logra comer su desayuno en casa o que siempre corre por la ciudad con un sandwich en la boca, entonces esto definitivamente es para ti. No hay nada más importante que comer un desayuno equilibrado pero delicioso y creemos que un sándwich de huevo revuelto es justo lo que necesitas en tu vida. Sin embargo, es posible que estés preguntando cómo rayos vas a lograr cocinar algo y ponerlo dentro de un pan si con suerte logras atarte los cordones de los zapatos. No temas… tenemos todo fríamente calculado.

Se trata del viejo truco de cocinar en una taza y con el microondas (bueno, claramente ni tan viejo) que ha revolucionado el mundo y también Pinterest.

La receta (que es casi una anti-receta) tiene tres pasos y demora sólo dos minutos. Léela a continuación:

Ingredientes:

– 2 huevos.
– Una cucharada de aceite.
– Una toalla de papel.

Preparación:

1. Aceita una taza o bol que puedas poner en el microondas poniendo el aceite en su interior y esparciendo con la toalla de papel.
2. Quiebra los huevos y pon su contenido en el interior.
3. Revuelve con un tenedor y añade sal y/o pimienta.
4. Pon en el microondas durante 2 minutos a temperatura máxima mirando y revolviendo cada 20 segundos.
5. Come como quieras: en la taza o en un pan.

Si quieres, no dudes en añadir queso o vegetales. En mi caso, no puedo evitar amar la extraña combinación de aguacate con huevos revueltos.