Por Antonio Rosselot
14 julio, 2020

La combinación del queso, la cebolla, la hamburguesa casera y las pequeñas hojas crocantes de romero harán de este sándwich uno de tus favoritos personales.

En aquellos momentos donde pensábamos que todo estaba perdido, que ya no había más esperanza para seguir viviendo, que la vida era un cúmulo de constante desesperación, lo mejor es curar la pena comiendo hamburguesas.

Una preparación universal, sencilla de preparar y aún más fácil de perfeccionar. Las hamburguesas pueden tener cambios en todos sus componentes, y si los ingredientes y la sazón están bien combinados, pasan de ser comida rápida a un plato realmente gourmet.

En esta ocasión, les traeremos una variación infalible de la hamburguesa casera, que lleva cebollas caramelizadas, lechuga, aromáticas hojas de romero y una buena porción de queso azul derretido sobre la carne. Suena deliciosa, se ve deliciosa, sabe deliciosa, se siente deliciosa y huele deliciosa; ataca sin piedad a nuestros cinco sentidos.

La receta viene por cortesía de los expertos de Delish, y toma unos 40 minutos si las haces con cariño y dedicación; es lo único que se requiere para dar con esta belleza culinaria. ¡Comencemos!

John Kernick / Delish

Ingredientes (para 4 personas)

– 3 cucharadas de aceite de oliva extra-virgen

– 4 ramas de romero fresco

– 2 cebollas rojas medianas, cortadas en juliana

– 1 cucharadita de sal, en porciones divididas

– 700 gramos de carne molida

– 1/2 cucharadita de pimienta negra

– 30 gramos de queso azul desmenuzado (1 taza)

– 4 panes de hamburguesa

– 8 hojas de lechuga fresca

Cocina Delirante

Preparación

1. En una sartén grande a fuego medio, calentar el aceite de oliva. Añadir el romero y freírlo por 1 minuto o hasta que las hojas estén crocantes. Con unas pinzas, sacar el romero de la sartén y dejarlas escurriendo en papel absorbente. Una vez que estén frías, separar las hojas de las ramas.

2. Añadir las cebollas y 1/4 de la sal a la sartén y remover. Cubrir y dejar cocinar por 7 a 8 minutos, hasta que comiencen a ablandarse. Quitar la tapa y continuar cocinando por 7 a 8 minutos más hasta que estén caramelizadas, removiendo de vez en cuando.

3. Precalentar el horno con la bandeja al medio a 205ºC. Mientras se calienta, formar 4 hamburguesas con la carne molida, dejándolas con un grosor de aproximadamente 2 cm. Salpimentar las hamburguesas por ambos lados.

4. Calentar una sartén grande a fuego medio con aceite de oliva, poner las hamburguesas y freír de 5 a 6 minutos por lado, hasta que tengan una costra crocante por fuera.

5. Una vez listas, transferir las hamburguesas a una bandeja de horno. Luego dividir en partes iguales el queso azul y ponerlo sobre las hamburguesas, y hornear por 2 a 3 minutos hasta que esté derretido. Al mismo tiempo, calentar los panes en otra bandeja.

6. Armar las hamburguesas con los panes, la carne, la lechuga, las cebollas caramelizadas y el romero.

¡Y así es como se perfecciona un clásico!