Por Javiera Oliden
22 agosto, 2017

¿Alguna vez te lo preguntaste?

Aunque hay algunos que prefieren el film plástico, no hay persona que no haya usado el aluminio, ya sea para cocinar o preservar su comida. Una de sus características, además de su versatilidad, es que tiene un lado brillante y otro que no lo es. No sé ustedes, pero yo siempre había pensado que el lado brillante iba hacia «afuera» y el sin brillo «hacia adentro», es decir en contacto con la comida. Y obviamente, también me lo ponía con el lado brillante hacia fuera cuando me hacía un gorro para proteger mis pensamientos y ondas cerebrales de los inescrupulosos y agencias gubernamentales.

Pero, ¿hay alguna diferencia entre los dos lados?

La verdad es que no. Today le preguntó a fabricantes de papel de aluminio si es que había una diferencia o un uso particular para cada lado, y les dijeron que no, a menos de que estés usando algún tipo especial, como ocurre con algunos papeles de aluminio que tienen un lado anti-adherente.

La diferencia de apariencia entre el lado opaco y el brillante está en el proceso de elaboración del papel.

Tal como detallaron los mismos fabricantes:

«En el último paso del enrollado, dos capas de papel pasan por el tren de laminación al mismo tiempo. el lado que está en contacto con los rodillos de acero del tren se vuelve brillante. El otro lado, al no entrar en contacto con los rodillos sale con un acabado opaco».

Así que de ahora en adelante puedes usarlo para el lado que te dé la gana.

¿Te sorprendió que no hubiera diferencia?