Por Lucas Rodríguez
26 noviembre, 2019

El truco fue compartido por Kim Kardashian, causando el furor de sus fanáticos y de los aficionados a los chocolates.

Como parte del clan Kardashian, Kim lleva ya bastante tiempo como el rostro de uno de las familias más controversiales de los últimos tiempos. Tan odiadas como admiradas, las hermanas Kardashian se hicieron conocidas gracias a un programa de televisión, siendo las primeras celebridades que inauguraron un nuevo tipo de fama. Las llamaron personas que «son famosas por ser famosas». Que con el paso de los años, varias de ellas resultaran ser emprendedores muy ágiles y despiertas, mientras que la misma Kim ha dedicado no poca atención a las causas de los condenados erróneamente, solo vuelve más complicada la acción de hacer un juicio definitivo sobre si son un aporte a la sociedad o la encarnación de todo lo que está mal en el mundo. 

@KimKardashian

Como un pequeño gran aporte a la primera opinión, llegó un breve video que Kim publicó en su Twitter. A pesar de que los tiene a todos acostumbrados a sus selfies muy sexi, en esta ocasión no vemos ni siquiera el rostro de Kim. Toda la atención está en sus dedos.

Su truco es muy simple: poniendo los M&M’s en un plato, Kim los somete a 30 segundos de calor en su microondas. Al terminar su sesión, el centro de chocolate de los dulces está más blando, creando un dulce que ella es capaz de romper con la punta de sus dedos, pero sin que le pase a manchar sus largas uñas. 

Era solo cosa de tiempo para que sus fanáticos vieran la idea y declararán a su ídola una genio total. Es de esos detalles que nunca se nos hubieran ocurrido a nosotros mismos, pero que una vez que vemos a alguien hacerlo, ya no hay manera de no intentarlo.

@KimKardashian

Luego de que alguien mostrara el desastroso intento que llevó a cabo, Kim se apuro a aclarar que los M&M’s deben ser puestos en un plato, sin el envase que puede contener algún aluminio: como todos sabemos, poner metales donde de el microondas es un buen método para causar no solo la destrucción del aparato, sino que también un posible incendio de la casa. 

Mars

A pesar de que nos llama la atención la técnica de Kim, la verdad es que nos dejamos convencer más por el método opuesto. Poner los dulces rellenos con chocolate en el congelador, dejándolos una media hora hasta que estén un poco más duros, les da una dimensión crujiente que no sabrás que necesitabas, hasta que la pruebes.