Por Javiera Oliden
8 agosto, 2017

Apréndela y evita resultados inesperados en lo que cocines.

La harina multipropósito puede servir para varias cosas, pero no sirve para todas. Ahí es donde entra la harina de pan o panificadora, pues aunque se vean iguales, no lo son realmente y el uso de una o de la otra puede cambiar drásticamente el resultado  de tu receta. Te explicamos para qué sirve cada una y qué esperar de ellas.

iStock

Como explican en Reader’s Digest, la principal diferencia entre ambas es su contenido de proteína. La harina multipropósito tiene alrededor de un 11%, mientras la que de pan contiene un 14%. Ese 3% de diferencia hace que la harina multipropósito sirva para recetas de masas más ligeras, como la que usamos para tortas, queques o panqueques.

Pexels

Por el contrario, la harina panificadora es más útil para masas más sólidas, por eso sirve para hacer pan.

iStock

Aunque sea tentador simplemente usar la harina que tengas a mano, siempre es mejor considerar lo que quieres lograr con tu receta y usar la harina más adecuada.

¿Para qué usas tu harina?

Te puede interesar

Pudín de claras

5 septiembre, 2017