Por Javiera Oliden
26 diciembre, 2017

Le está haciendo la pelea a la champaña.

Si lo tuyo es abrir la botella de champaña a las 12 en punto cada año nuevo, entonces puede que te interese que existe un contendor para ver quién es el elegido para ser parte de este clásico momento de fin de año. Y es que, como relatan en FoodBeast, en Heineken decidieron que la mejor manera de celebrar que se acaba el 2017 es en grande.

La manera de hacerlo, es con su nueva botella Magnum, que trae la misma cerveza de siempre, pero en un envase gigante.

https://www.instagram.com/p/BcWEt8eHUWs/?tagged=heinekenmagnum

Tiene 1.5 litros de capacidad, y casi, pero solo casi, la misma cantidad de cerveza que el típico six-pack. Es tan grande, que es casi del tamaño de un bebé. Ningún bebé fue dañado en el proceso de hacer esta comparación:

Es una edición limitada para las fiestas de fin de año y cuesta unos 11 dólares. Según indicaron en Heineken a Chilled, su intención es:

“La cerveza es una compra esencial en las celebraciones de fin de año, ya sean grandes o pequeñas. Más que cualquier otra temporada, los consumidores quieren que las marcas que sirven y disfrutan durante las fiestas reflejen el espíritu de la época y muestren a su familia y amigos cuanto les importan».

https://www.instagram.com/p/Bc1RzekAfSo/?tagged=heinekenmagnum

¿Remplazarías la champaña de siempre por una cerveza tamaño XL?