Por Leonardo Granadillo
8 septiembre, 2020

“El dispositivo funciona para controlar los temblores en mis extremidades”, indicó Justin Fields sobre el artefacto que usa para combatir los espasmos. Un avance que puede mejorar la calidad de vida de muchos pacientes.

TikTok es una red social que sigue ganando terreno conforme pasa el tiempo. Mientras algunos se entretienen con videos de bailes, hay otros que comparten experiencias, como Justin Fields, un hombre diagnosticado con Parkinson que mostró como logró comer cereal de un tazón por primera vez en 7 años, un logró revolucionario para aquellos que padecen la enfermedad.

El caballero de 35 años oriundo de Knoxville-Tennesse (Estados Unidos) padece síntomas desde 2013, pero no fue hasta el 2016 que supo con certeza con lo que estaba lidiando. Luego de años siendo víctima de los síntomas e imposibilitado de comer en público, se sometió a una estimulación cerebral profunda para mejorar su movimiento, con resultados impresionantes.

TikTok:@etsuvol

La mejor prueba fue el video grabado por su prometida Emily Norris y subido a TikTok, donde vemos a Justin comiendo del tazón sin el uso del estimulador con notorias dificultades, y luego tras activar el dispositivo que mejora la comunicación con sus células cerebrales, comiendo con cierta normalidad:

El clip se ha vuelto absolutamente viral generando muy buenas reacciones y muestras de apoyo en aquellos que lo reproducen.

“La respuesta ha sido asombrosa, perspicaz y humillante. Siempre he tenido una red de apoyo muy sólida en mi comunidad local y a través de mi grupo de amigos, pero lo único que no esperaba era la gran cantidad de personas que compartían sus historias conmigo y me apoyaban”

Justin Fields a Unilad

El DBS (Depp Brain Stimulation) es un procedimiento quirúrgico que implanta electrodos en el cerebro. El dispositivo en mano envía señales que permiten mejorar la comunicación de las células cerebrales. Algo que, al menos en el caso de Justin, ha sido muy efectivo.

TikTok:@etsuvol

“Para mí, personalmente, el dispositivo funciona para controlar los temblores en mis extremidades. Hasta ahora, he podido comer muchos alimentos que me daba vergüenza comer en público y practicar deportes que ya no podía jugar. Desde que cesaron los temblores, la rigidez de mi cuerpo disminuyó, por lo que he podido ser mucho más activo.”

Justin Fields a Unilad

Ya no tiene que tomarse 9 pastillas al día, su calidad de vida ha cambiado y ahora hasta es ejemplo para los demás. Esperemos que otras personas también sigan teniendo los mismos resultados positivos. Sólo ver el cambio que ha significado para la vida de Justin, inspira a cualquiera.