Por Lucas Rodríguez
30 septiembre, 2021

El tiktoker Jordan Adams ha convertido en su sello hacer las cosas más atrevidas que le piden sus seguidores. Ir a comer una enorme hamburguesa en la cara de quienes están en contra de la carne fue su más reciente “broma”. Consiguió más de 9 millones de reproducciones.

La clave de la convivencia pacífica en una sociedad democrática, está en el respeto por las creencias y preferencias de vida por las demás. Esto muchas veces puede correr en contra de algunas preferencias de estilo de vida que nosotros mismos tenemos, pero lo que se espera de nosotros es que las podamos mantener en privado, cosa de así también poder exigir de lo demás el mismo respeto que estamos dando nosotros.

@yourajokeman

“Come la hamburguesa más grande del mundo frente a unos protestantes veganos”

–Comentario en el TikTok de @yourajokeman

Desgraciadamente, algunas personas se toman demasiado en serio sus creencias, lo que también da como resultado, una sobrerreacción departe de quienes no está de acuerdo con ellos.

@yourajokeman

Algo así es lo que pasó con el tiktoker Jordan Adams, quien se ha hecho famoso con su marca llamada Yourajokeman, donde se dedica a realizar bromas y provocar a los demás. Es una propuesta de contenido bastante poco virtuoso, pero que le ha dado muy buenos números. Jordan más de 700 mil seguidores, y uno de sus videos más recientes ha conseguido superar los 9 millones de reproducciones.

@yourajokeman

El video en cuestión es una provocación realizada a un grupo de protestantes contra la carne.

@yourajokeman

Luego de preguntarle a sus seguidores qué era lo más extremo que se les ocurría en cuanto a una broma, alguien retó a Jordan a comerse una hamburguesa frente a estas personas que están en contra del consumo de carne. Aceptado el desafío, Jordan se acercó a estas personas con una enorme hamburguesa en sus manos, la que se dedicó a disfrutar sin ambages; incluso hizo notorios gemidos de placer. 

@yourajokeman

De a poco los activistas comenzaron a apelarlo.

El primero fue un hombre de unos 50 años, quien se acercó a Jordan para pedirle que no hiciera lo que estaba haciendo, señalando que era irrespetuoso con ellos, así como una clara provocación. 

@yourajokeman

Pasada esta primera interacción, más de los activistas comenzaron a llamarle la atención, de manera cada vez menos civilizada. Se nota que el objetivo de Jordan era conseguir que se enojaran: su mejor contenido habría sido resultar golpeado por uno de estos protestantes por los derechos de los animales.

Es cierto que salir con letreros y acosar a las personas por la decisión de qué comida consumen es desconsiderado, pero la solución no es ir con una cámara y burlarse de ellos. En ese sentido, la reacción de Jordan no contribuye nada a un diálogo y comprensión más sanos al respecto.