Por Camilo Morales
21 enero, 2021

Al darse cuenta en el GPS que el conductor estaba cerca, miró por la ventana y lo vio comiéndose su pedido. Estaba junto a su motocicleta estacionada disfrutando de la comida.

Varias cosas pueden pasar al momento en que se hace un pedido de comida por delivery. Por ejemplo, la comida podría llegar atrasada, fría, o el repartidor perderse de la dirección de entrega. Pero algo ocurrido en Kentish Town, Inglaterra, superó todos los límites: el encargado de entregar la comida canceló el pedido y se la comió.

Según informó un usuario a través de su Twitter, su hermana pidió comida a McDonald’s a través de la aplicación Just Eat. Sin embargo, unos minutos luego de que hizo su pedido, se dio cuenta que éste fue cancelado por quien se lo tenía que traer.

Twitter @cjbarton2290

Eso generó molestia en la usuaria, quien además se llevó otra sorpresa: al darse cuenta en el GPS que el conductor estaba cerca, miró por la ventana y lo vio comiéndose su pedido.

Inmediatamente, el sujeto del delivery fue grabado mientras devoraba la hamburguesa que supuestamente tenía que llegar hasta la usuaria. En el video se puede ver al hombre, quien vestía una sudadera roja con negro, parado al lado de su motocicleta estacionada, disfrutando de la comida. 

Twitter @cjbarton2290

Según The Mirror, un vocero de la empresa Just Eat salió a explicar la situación, y dijo que “estamos comprometidos a brindar una experiencia positiva a todos nuestros clientes. Cuando nos enteramos de cualquier práctica que caiga por debajo de los altos estándares que esperamos, siempre tomaremos medidas para abordar esto. Como tal, nos preocupaba saber sobre este incidente. Estamos investigando, tomaremos las medidas necesarias y también estamos en contacto con el cliente.

Sobre eso mismo, la empresa explicó que había trabajadores que despachaban que tenían contrato con los mismos restaurantes, por lo que estaba lejos de su competencia. La empresa dijo que “nos relacionamos con empresas de mensajería, agencias de mensajería y contratistas independientes autónomos para entregar la comida que los restaurantes no pueden entregar por su cuenta“.

A pesar del enojo de los usuarios, el hombre del video fue comprendido por algunas personas en internet. Por ejemplo un usuario escribió: “Si la gente tiene que robar comida, hay algún problema con nuestra sociedad. Lo siento por él“.

Unas horas más tarde, la empresa Zomato, según India Times, emitió una declaración en la que comunicaron que “la persona en el video resultó ser un socio de entrega en nuestra flota. Hemos hablado con él extensamente y, si bien entendemos que esto fue un error humano de juicio, lo hemos sacado de nuestro plataforma“.