Por Valeria Urra
9 junio, 2022

Gracias a este voto de confianza, las personas vuelven gustosos a comprarle, haciendo que las ventas de Vinícius crezcan de manera considerable.

En el mundo del comercio se tiene que innovar constantemente para seguir cautivando al cliente y que prefiera tu negocio antes que el de otros. Sin embargo, un hombre en Brasil encontró una técnica un tanto peculiar para lograr su cometido: vende y no pide que le paguen en el momento.

Se trata de Vinícius Rodrigues da Cruz, un vendedor de chocolates que se arriesgó y decidió confiar en la palabra de sus clientes, quienes le darían el dinero correspondiente más adelante, cuando tuvieran tiempo o se encontraran en la tranquilidad de su casa.

Instagram @ Docesbeijodeanjo

Este proyecto nació cuando el vendedor de chocolates se dio cuenta de que sus transacciones en los semáforos tenían que ser muy rápidas, ya que tenía menos de un minuto para ello y no se generaba el tiempo necesario para llegar a una mayor cantidad de clientes.

La iniciativa ayudó a fidelizar a sus clientes, quienes están felices con la confianza que pone Rodrigues da Cruz en ellos y lograr competir con ventaja frente a otros comerciantes. “Doy prueba de que debemos confiar en los demás. Creo que es con pequeñas actitudes que cambiamos el país. Debemos empezar de abajo hacia arriba, empezando por nosotros, no al revés”, explicó Vinícius a Marília Notícia.

Instagram @ Docesbeijodeanjo

Además, gracias a esta técnica, sus ventas han aumentado en gran manera. “Vendo 70 paquetitos en una noche y cinco no pagaron, pero hago inventario y logro sacar utilidades de todos modos”, comentó el hombre que durante el día entrega en dos puntos de la región central de Marília, Sao Paulo, vendiendo además sus chocolates puerta a puerta en toda el área comercial. Asimismo, cuatro meses atrás pensó en expandir su negocio, por lo que empezó a trabajar en diversos semáforos ubicados en Avenida Sampaio Vidal y Rua Nove de Julho durante la noche.

Su emprendimiento y esfuerzo han dado sus frutos, ya que actualmente es esto lo que garantiza el sustento de su familia. Mi deseo es despertar el espíritu emprendedor en las personas. Busco animar, afirmó.