Por Antonio Rosselot
16 septiembre, 2019

En 2017, el Boston Medical Center (BMC) produjo más de 2 toneladas de frutas y verduras para su cocina y despensa. ¡Comer sano es el mejor medicamento!

Los que hemos probado alguna vez la comida de los hospitales, sabemos que no es precisamente sabrosa: además de que siempre le ponen poca sal y que su sabor es algo soso, el origen de los alimentos siempre genera dudas por su higiene, la cual podría hacer que el enfermo termine aún más enfermo.

Pero en el Boston Medical Center (BMC) de Boston (Massachussetts, EE.UU) decidieron eliminar ese último tema del debate haciendo su propia granja en la azotea del edificio médico, para así proveer de vegetales y frutas frescas a la cocina y la despensa del hospital.

Boston Medical Center

La granja, que fue diseñada y construida en 2017, tiene más de 25 especies distintas cultivadas y también dos colonias de abejas; es mantenida por un granjero a tiempo completo, un asistente, un apicultor y algunos voluntarios del hospital.

En la primera cosecha de la granja se acumularon más de 2,3 toneladas de alimento fresco y muy sano. Dentro de los vegetales cultivados se pueden encontrar kale, berza, bok-choi, tomates, zanahorias, pepinos, pimientos, berenjenas, frijoles, calabaza y una gran variedad de hojas verdes.

Boston Medical Center

Este hospital se caracteriza por atender a pacientes de edad más avanzada y a aquellas personas de menores ingresos, que no pueden costearse un tratamiento o una consulta de primera calidad en otros centros médicos del país. Gracias a esta iniciativa verde, el hospital ha recibido más donaciones privadas de gente que está interesada en el concepto, lo que ayuda a sustentar sus gastos.

Modern Farmer

Además, el hospital ha decidido hacer de esta granja un proyecto más amplio, que involucre también a la comunidad: hace unos meses comenzaron un nuevo taller de cocina saludable para empleados, pacientes y sus familias, donde los ingredientes son sacados de sus cultivos propios.

«Pienso que este formato puede ser duplicado en hospitales de cualquier tamaño, sólo hay que identificar el espacio y entender que el impacto a largo plazo para la comunidad es mucho mayor a un potencial ahorro de dinero».

David Maffeo, de BMC, a Reuters

Boston Medical Center

Esta granja de hospital es una iniciativa verde, saludable y colaborativa, que reduce la huella de carbono del recinto y sirve como ejemplo para otros centros médicos. ¡Comer sano es el mejor medicamento!