Por Antonio Rosselot
24 febrero, 2020

Hoy, ese amigo/a que no soporta el cilantro tendrá pase libre para despedazarlo y criticar a la gente que le gusta comerlo: incluso, hay una comunidad en Facebook dedicada a odiar a esta hierba.

En el amplio universo de sabores que conforman nuestra dieta diaria, hay uno en especial que es amado por algunos y totalmente odiado por otros. A priori podríamos pensar que hablamos de algún marisco o delicatessen de dudosa procedencia —como los testículos de toro o los insectos fritos—, pero en verdad nos referimos a uno mucho más común: el cilantro.

Greedy Gourmet

Sí, porque todos conocemos a alguien —o «alguienes»— que realmente no soporta el cilantro: ya sea su olor, su aspecto de hoja verde o su sabor —que muchos dicen que es como comer jabón—, esta hierba es realmente un alimento que divide más de lo que une.

Y como los detractores del cilantro se acumulan en todo el mundo, había que ser justos con ellos y dedicarles un día del año para que manifestaran todo su odio en contra. Y ese día es hoy, el 24 de febrero.

FB: I Hate Coriander

La iniciativa fue llevada a cabo por la página de Facebook I Hate Coriander —»odio el cilantro» en español—, la cual hace unos años creó un evento para establecer este día como la jornada universal del desprecio hacia el cilantro. Incluso tienen un sitio web y una página de Instagram, todas dedicadas al arte de odiar esta hierba aromática y a la gente que la consume, además de vender productos —camisetas, tazones, etc— con la frase que bautiza a dicha página.

«Somos muchísimos, somos fuertes, organizados, somos más del 10% de la población mundial los que ODIAMOS EL CILANTRO. Además somos gente razonable, ya que nuestra demanda es muy sencilla: restaurantes del mundo, si su plato contiene cilantro, avísenlo en el menú. Lanzaremos una campaña mordaz para nombrar y criticar a aquellos restaurantes que ignoran las necesidades de aquel 10%. No decimos que no lo sirvan más, sólo que notifiquen correctamente a sus comensales que se ven afectados por la asquerosidad jabonosa de esta hierba del diablo».

Evento de «I Hate Coriander» en Facebook

FB: I Hate Coriander

Al parecer, esta diferencia en el gusto por el cilantro se daría por una diferencia genética. Un laboratorio hizo una encuesta hace unos años, entrevistando a 50 mil personas para que opinaran sobre el cilantro: en la comparación del ADN de los que aman el cilantro versus los que lo odian, los investigadores encontraron un gen específico asociado a quienes encuentran que tiene sabor a jabón.

Para finalizar, a mí personalmente me gusta y creo que es una hierba aromática que da frescura a muchos platos, pero entiendo a quienes no lo pasan: no sería muy agradable comerte un delicioso platillo y encontrarte con pequeñas hojitas con sabor a jabón líquido…

Chinjak

¡En gustos, señoras y señores, no hay nada escrito!