Por Catalina Vásquez
2 noviembre, 2017

¡Cuando sirvas estos huevos duros, tus comensales quedarán aturdidos!

¿Magia?, ¿una mutación genética? ¿o se trata de gallinas de Marte? Ni una de las anteriores. Es tan sólo un simple truco que te permitirá invertir la yema, y dejarla cubriendo la clara, para obtener los huevos más originales del mundo. Presta atención, porque vas a dejar a todo el mundo asombrado con esta simple técnica.

Sólo necesitas: Huevos, una linterna, cinta adhesiva y pantimedias (panty de vestir).

1. Que la linterna ilumine a través de la cáscara del huevo

12967923a9b6706268fd86688592575e

Notas cuán brillante y translúcido se ve. Eso significa que tu huevo está perfecto para continuar con el proceso.


2. Cubre el huevo con cinta adhesiva

095678931564bb3020017f2225c8716b

Aunque te parezca muy extraño estar haciendo este experimento… así es la ciencia.


3. Mete el huevo dentro de una pantimedia

f3e081bf87e022b611d774dd3c8f4ca3

Cierra uno de los lados con algo fácil de remover después, como un alambre para cerrar bolsas de pan. Para el otro lado, puedes hacer un nudo con la misma pantimedia.


4. Comienza a girar la pantimedia

8968e7d56013179d85703c81af4de8be

Esto lo debes hacer con mucho cuidado, para no golpear el huevo contra alguna superficie, o podría quebrarse.


5. Contenido opaco

a2ecaaf88c8bfa2675617bc90f6aafb4

Retira la pantimedia y vuelve a revisar el contenido del huevo a través de la luz que produce la linterna. Ahora debería ser opaco.

Ahora sólo tienes que introducir tu huevo en una olla con agua, dejar hervir por 10 minutos, al igual que harías con un huevo duro común y quebrar la cáscara para ver con lo que te encuentras en el interior. Amarillo por fuera y blanco por dentro, algo que dejará a cualquier comensal con miles de preguntas.

o-EGGS-INSIDE-OUT-facebook