Por Javiera Oliden
28 noviembre, 2017

Tu decisión puede decir mucho sobre tu personalidad…

En lo que a mí concierne, las galletas son perfectas y exquisitas. Pero para muchas personas, no todas las galletas lo son, y odian algunas con todo su ser. Prueba de esto es esta historia de Delish, que relata cómo hace poco se desató un ardiente debate en el Internet, luego de que una tuitera compartiera su opinión en particular sobre unas de las galletas más simples y comunes: las galletas de azúcar esponjosas.

«Es esa época del año cuando las tiendas vendes estas cosas del fondo del barril y sin sabor que tienen el descaro de llamar galletas».

Su razonamiento se basa en que solo saben a azúcar, lo que a ella no le parece para nada interesante.

Las reacciones fueron inmediatas. Muchas personas estaban aliviadas de que alguien por fin dijera exactamente lo que sentían desde hace mucho tiempo:

«Me alegro de no ser el único que las odia».

«MUCHAS GRACIAS LAS ODIO TANTO SON ASQUEROSAS».

Pero, por supuesto, como todo en el Internet, no todos estuvieron de acuerdo:

Estaban los prácticos:

«Si no te gustan. NO LAS COMAS».

Los que se lo tomaron a pecho:

«Qué falta de educación. Osea, lamento que no todos podamos ser perfectos y estar cubiertos en chips de chocolate».

«¿Estás bromeando? Son el paraíso del niño gordito».

Y los que simplemente no lo podían creer.

«No sabía que existía gente a la que no le gustan estas galletas. Estoy en shock.»

Lo que queda claro es que hay por lo menos un personaje que no habría estado para nada de acuerdo:

¿Y tú, estás a favor o en contra de las galletas de azúcar?