Por Luis Aranguren
1 marzo, 2021

Extraer el gas del suelo lo daña y cortar leña, deforesta. Por eso esta solución es perfecta, pues es un elemento que no daña el ambiente.

Conforme pasa el tiempo queremos que haya cada vez más tecnología, pero no como antes, sino que esta vez sea mucho más ecológica. Sabemos que el mundo nos necesita y nosotros necesitamos de él, por lo que seguir viviendo sin afectar es lo ideal.

Conforme con esas ideas, unos investigadores brasileños decidieron desarrollar una estufa que se alimenta de energía solar.

Usando productos desechados y de bajo costo como espejos decidieron hacer esta creación, gastando un aproximado de 26 dólares. Su intención además de cuidar al ambiente, es la de ayudar a las familias pobres que no pueden adquirir el gas con facilidad que si bien se las han arreglado con leña, sigue siendo algo que no es ideal.

Razoes para Acreditar

Su funcionamiento es sencillo, pues el dispositivo captura la luz solar y la convierte en radiación, algo parecido al efecto invernadero pero concentrado en un punto.

Según la prueba, logró alcanzar los 650 grados centígrados que utilizaron para hornear 9 pasteles de forma simultánea. El tiempo fue de tan solo 20 minutos y ya han probado también arroz, pasta y patatas en media hora.

El proyecto fue realizado en el Laboratorio de Máquinas Hidráulicas de la carrera de Ingeniería Mecánica en la Universidad Federal de Rio Grande do Norte.

Gazeta do Povo

En la zona donde crearon esta cocina es muy útil, pues hay niveles altos de radiación solar que pueden aprovecharse todos los días. Además, esperan reducir los niveles de gases contaminantes en la atmósfera, como el dióxido de carbono.

“Este producto puede representar un importante aporte al uso de cocinas solares, especialmente en el Nordeste , para combatir la desertificación y la emisión de contaminantes por el uso masivo de leña, que provoca un desequilibrio ecológico en esta región”.

–Profesor Luiz Guilherme Meira de Souza dijo a Razoes para Acreditar

La intención de ellos es lograr que este invento vaya a mayor escala y pueda ser vendido a todas las personas. Una cocina solar es una alternativa viable y además económica, pues aprovecha algo que hasta los momentos no puede ser vendido y eso es el calor del sol.

Razoes para Acreditar

Esto sería aprovechado especialmente por personas pobres, quienes son las principales afectadas por la falta de acceso al gas doméstico. Una forma de enseñarles que no es necesario deforestar bosques para hacer leña, sino que la luz del sol nos provee todo lo que necesitamos.

Esperamos que este proyecto crezca y pueda llegar a miles de hogares, una forma genial de ayudar al mundo y a las personas.