Por Pablo Román
4 junio, 2018

Pero no podemos negar que ese sacrificio le ha funcionado bastante.

Algunas celebridades se mantienen inmutables en el tiempo. Y si llegan a envejecer un poco, la verdad es que ni se les nota o, mejor aún, se ven más guapos que antes. Por ejemplo, Jennifer Aniston ¿Alguien en su sano juicio se preguntó qué es lo que come esta actriz en un día para quedar congelada en los 90’s?

Me gusta exagerar y yo se que no les importaba este tema hasta que leyeron mi espectacular título.

Pero mejor no les quito el tiempo y vamos a lo que vinieron.

En una entrevista que realizó a Elle sobre su dieta contó algo que te hará sentir, inevitablemente, triste.

AP

Para comenzar el día, Jennifer bebe una agua caliente de limón. Si no lo sabían, hace poco escribí sobre las propiedades de la dieta del limón. Siguiendo con su día, Aniston toma un batido o aguacate con huevo, que resultan ser sus favoritos.

Si lo pensamos muy bien, teniendo el dinero que ella posee, compraría mucha comida y comida chatarra… miento, soy muy austero con la comida. Pero no hablemos de mí, sigamos con la comida de Aniston.

Good morning, Instagram!

A post shared by Living Proof (@livingproofinc) on

Sobre este delicioso platillo de huevos con aguacate, a Jennifer le gusta rociar un poco de aceite de coco (Porque obvio, un toque para ponernos traviesos)

Eso no es todo. Otras veces come cereal de mijo inflado con una banana o, mejor aún, avena con una clara batida al final.

Bauer-Griffin

Pasando del desayuno llegamos al almuerzo ¿Es ahora cuando Jennifer rompe sus límites en un festín bacanal?

No, para ella un almuerzo es “vegetales, ensalada con proteínas, bastante básico”.

La cena, cuando llego cansado de escribir un reportaje extenso de 10 mil palabras para Upsocl, es lo que encuentre en la calle.

Para Jen es comer lo mismo del almuerzo.

Esta es una ensalada para Aniston:

Instagram

Mi perfecta ensalada, bulgor, pepinos, perejil, menta, cebolla roja, garbanzos, queso feta y pistachos“, escribió la formula de su felicidad.

Sin embargo, contó que sí le gusta comer uno que otro bocadillo: una manzana o mantequilla de almendra.

Es que a Aniston ni siquiera pierde el control de sus comidas en Navidad.