Junto a su esposa Dorothea, al rockero no le bastan los tres restaurantes que tiene donde donan comida a los necesitados. Ahora, planean alimentar a 5000 personas mensualmente en Nueva York.

El fanatismo se desarrolla por distintas causas. Hay quienes admiran a un artista por su talento, en el caso de los cantantes por esas melodías que entonamos tantas veces que nos trasladan a momentos, se terminan convirtiendo en nuestro propios clásicos, ya que fueron socios que colaboraron para sacarnos risas y sonrisas.

Pero hay un aspecto mucho más importante que el talento, está la calidad humana, esa que escasea en los tiempos actuales, son contadas las personas que brillan en su trabajo y fuera de ellos. Y uno de ellos es Jon Bon Jovi, quien siempre acompañado de su esposa Dorothea, se ha encargado de pensar en los más necesitados.

Billboard

Además de brillar en cuanto a la música con éxitos como It’s my life o You Give Love A Bad Name con su banda, Jon y Dorothea abrieron en 2011 el primer JBJ Soul Kitchen en Nueva Jersey, un restaurante sin precios, que ayuda a los necesitados y que da la alternativa (a quienes tengan para pagar) de colaborar con $20 dólares para cubrir costos.

En 2016, abrieron un segundo restaurante. El primero fue en Red Bank, este segundo en Tomas River (también New Jersey) bajo el mismo formato, quienes no tienen dinero pueden costear su plato también pueden pagar colaborando lavando platos o limpiando.

People Exclusive

Bajo el mismo formato, inauguraron en 2019 su tercera sede en la Universidad de Rutgers de Nueva Jersey. 

https://www.instagram.com/p/B7pMEY_l8Re/

Pero esto no los detiene, más bien tienen ganas de más. Saben lo mal que la está pasando la gente con la pandemia del COVID-19, al punto de que con sus propias manos, sin importar los riesgos (considerando que Jon ya tiene 58 años) han salido a trabajar para seguir regalando alimentos:

View this post on Instagram

If you can’t do what you do… do what you can!

A post shared by Soul Kitchen (@jbjsoulkitchen) on

Ahora, según News Day, su organización está formando un banco de alimentos que colaborará con la demanda que hay en East End (Nueva York) gracias a la pandemia del coronavirus. El banco ayudará a llenar las despensas de alimentos locales de South Fork, la meta es proporcionar comida a 5000 personas mensualmente, en parte llevando alimentos pre-cocinados de su cadena Soul Kitchen.

Recordemos que la idea partió hace unos 15 años, cuando Jon vio por la ventana de un hotel en Filadelfia a un hombre durmiendo afuera del Ayuntamiento. Momento que lo marcó, y que lo hizo decidir ofrecerle una mejor vida a los más necesitados. Gracias Jon, eres un excelente artista, pero mejor persona.