Por Florencia Lara
19 mayo, 2022

La mujer jamás imaginó que el pequeño al cual ella alimentaba gratuitamente, años más tarde saldría del barrio pobre donde vivía y se convertiría en un hombre exitoso con un buen pasar económico.

Sabiamente, muchas personas dicen que al lograr el éxito personal, no se debe olvidar por todo lo que la gente debió pasar para llegar ahí. Un hombre que se volvió popular en TikTok demostró la viva muestra de ello, ya que una vez que alcanzó la cima, regresó a su pueblo a agradecerle a quién lo ayudó.

TikTok: @bashbaby4real

En TikTok a diario se comparten distintos tipos de clips: Divertidos, sobre manualidades, y otros sumamente emotivos. Este último género fue el que público el usuario, Bashbaby4real, quien presentó un video donde se ve a un hombre exitoso quien regresa a su antiguo barrio para ayudar a la mujer que lo alimentaba de pequeño.

El video deja claro, que el protagonista de él, no siempre fue una persona con un buen pasar económico. Cuando él era pequeño vivía en un pueblo pobre y a veces incluso no tenía qué comer.

TikTok: @bashbaby4real

Pero, en la infancia del joven, no todo fue amargura. Una mujer, vendedora ambulante de comida en el barrio, a pesar de no ser adinerada, nunca tuvo problemas en alimentar al muchacho cuando este era solo un niño. Además, se quedaba por largas horas conversando con él e incluso lo aconsejaba.

Pasaron los años, y el protagonista del video pudo surgir en la vida, logrando posicionarse económicamente, y salir del barrio pobre donde había crecido.

Pero él demostró que no quería olvidar sus orígenes, ni mucho menos olvidar a las personas que alguna vez lo ayudaron en la vida. Es por la misma razón que el joven regresa a su lugar de infancia, para buscar a la vendedora callejera que alguna vez lo alimentó.

TikTok: @bashbaby4real

La señora, quien aún trabajaba ahí, ve al muchacho, pero no lo reconoce en una primera instancia. Cuando el hombre le comenta quién era, la mujer rompe en llanto de emoción.

Al final de la emotiva escena, el joven decide entregarle dinero a la vendedora callejera y promete ayudarla económicamente así como ella lo ayudó alguna vez a él alimentándolo.

El hombre demostró que no solo las malas acciones se devuelven, sino que las buenas aun más.