Por Luis Aranguren
26 mayo, 2020

Disfrutar de un buen licor no es solo beberlo, sino hacer de todo sus componentes algo trascendental.

A todos nos gusta un buen vino, especialmente ahora que todas nuestras noches son en casa y disfrutamos de conversaciones solo por videollamadas. Pero esto genera muchos desperdicios, pues aunque solemos reciclar las botellas quedan las cajas por fuera.

Pero hay una marca de esta maravillosa bebida que se ha encargado de hacer algo positivo con esa caja, Tyto Alba decidió que se podrían usar como casas para pájaros en vez de terminar en la bolsa de basura.

Instagram / Vinhos Tyto Alba

Ellos utilizan muchos búhos en sus viñedos para proteger su plantación de las plagas, inclusive su logotipo es con este animal como se ve en su Instagram. Es por eso que este programa de preservación ha permitido que aumenten la cantidad de aves en su viñedo y quisieron compartirlo con el resto del mundo.

Una empresa de diseño se encargó de combinar la etiqueta de vino con la caja de pájaros, al comprarla parecerá un búho se asoma por el agujero pretaladrado.

La verdad que es una casa para aves hecha con mucho amor pues debajo tiene un espacio más pequeño para que coloques una ramita donde se puedan posar las aves. Tal vez no quepa un búho como su etiqueta indica, pero muchos de estos animalitos voladores será muy feliz al tener un lugar para descansar.

Instagram / Vinhos Tyto Alba

Al ver muchas de estas alrededor de tu casa, tus vecinos no sospecharán de tu gusto por el vino sino que verán a una persona preocupada por darle hogar a los pájaros.

La caja viene para las dos ediciones de vino, tinto y blanco y en verdad rompe con todos los moldes de lo que solemos ver.

Sin duda el diseñador encargado de este diseño merece un premio pues no solo se encargó de posicionar la marca, además permitió darle una segunda vida a estas cajas. Esta clase de proyectos sirven para permitir que la vida silvestre se mantenga con más seguridad, las aves se cansan de volar y necesitan pequeños espacios.

Instagram / Vinhos Tyto Alba

Ahora beber vino no será algo que haremos por nosotros mismos, también por las demás especies que tanto nos necesitan, las aves hacen que la reforestación ocurra con mayor facilidad.

Una vez que comen las frutas y sus semillas, las expulsan abonadas y es así como logramos tener tantos árboles frutales en zonas urbanas. Por eso te recomendamos que si está en su posibilidad, tenerles un espacio con agua y en la sombra.

Instagram / Vinhos Tyto Alba

Los pájaros no hablan pero seguram’ente te lo agradecerán de la mejor manera, escuchándolos cantar.