Por Teresa Donoso
25 mayo, 2017

Un estudio lo avala.

¿Alguna vez has notado que las setas y los champiñones son lo primero en desaparecer del supermercado cuando se acerca una ocasión especial? Para navidad o año nuevo estas delicias desaparecen de los estantes y se demoran varios días en volver a estar disponibles. Lo anterior, a mi parecer, ilustra lo cruciales que son a la hora de “elevar” un plato y hacerlo ver más gourmet sin mucho esfuerzo o simplemente añadir más sabor de forma extremadamente simple.

iStock

Las cosas, obviamente, no se quedan ahí, ya que las setas no sólo son deliciosas sino que también son buenas para la salud.

Con esta idea en mente, un grupo de investigadores del Centro Tecnológico de investigación del Champiñón de la Rioja decidió trabajar a favor de la nutrición para determinar cuáles eran las mejores formas de cocción a la hora de disfrutar de una seta deliciosa sin perder sus propiedades nutricionales. No hay que olvidar que las setas contienen proteína, aminoácidos esenciales, fibra,vitaminas como la B, C, D y E y antioxidantes.

Según cuenta la BBC, los científicos analizaron los cuatro tipos de setas más comunes en el mundo (champiñón, shiitake, seta de ostra y seta de cardo) y los cocinaron con cuatro métodos diferentes: cocidos, fritos, a la parrilla y cocinados en el microondas. Los resultados fueron publicados en la revista International Journal of Food Sciences and Nutrition.

iStock

Fue así que determinaron que la mejor forma de cocción era saltear o asar los hongos ya que sus niveles de antioxidantes aumentaban, mientras que si eran cocinados en agua, al vapor o fritos, dichos niveles se reducían de forma drástica. Además, las setas terminaban por perder gran parte de sus gramos de proteína.

Los científicos propusieron que la mejor forma de cocinar las setas para que retengan su valor nutricional es usando el horno microondas, algo que podría resultar controversial para muchas personas que no están de acuerdo con su uso.

Según ellos, de esta forma se reduce el tiempo de cocción, no se usa mucho líquido y no se pierden los nutritientes del alimento.

iStock

La investigadora Irene Roncero Ramos concluyó de la siguiente manera:

“Cuando los champiñones se preparan en el microondas o a la plancha (parrilla o grill), el contenido de polifenol y la actividad antioxidante aumenta significativamente, a la vez que no hay afectaciones significativas en el valor nutricional de los hongos cocinados”.

– Irene Roncero Ramos a BBC.

En lo personal, yo suelo cocinarlos así sólo cuando no tengo mucho tiempo y necesito preparar algo rápido, aunque creo que su sabor es ligeramente diferente.

¿Qué piensas tú?