Por Antonio Rosselot
16 julio, 2020

No toma más de 20 minutos en prepararse, y es una deliciosa forma de nutrirse con vitaminas, hierro, calcio y antioxidantes, entre otros.

Si bien una porción de papas fritas o unas buenas hamburguesas de comida rápida siempre son bienvenidas, las preparaciones vegetarianas pueden causar el mismo placer e incluso más.

Siguiendo con la línea de recetas de hamburguesas que les hemos dado en los últimos días, hoy la propuesta es una sencilla y deliciosa hamburguesa de quinoa y calabaza, que no te tomará más de 20 minutos en preparar. La preparación fue adaptada de una receta del blog Delicias Kitchen.

Placer al Plato

La quinoa es un ingrediente tremendamente nutritivo. Además de ser libre de gluten, tiene proteínas completas, es rica en aminoácidos esenciales, hierro, calcio y vitaminas B y E. Cabe mencionar que es muy importante lavarla bien antes de consumirla para quitarle la saponina, que puede darle un amargor indeseado al grano.

En tanto, la calabaza es un potente antioxidante para la piel y las mucosas, además de tener vitaminas C, B y E y minerales como cobre, calcio, potasio y fósforo. Pero lo mejor de todo es que tiene muy pocas calorías y se puede aprovechar por completo.

Y cuando juntas estos dos ingredientes en hamburguesas —más algunos detallitos de textura y sabor— te queda un delicioso y versátil plato, tan saludable como un trote de madrugada. ¡Comencemos!

Delicias Kitchen

Ingredientes (para 2 porciones)

– 1 y 1/2 tazas de quinoa, cocida

– 1 taza de calabaza o zapallo, cocida al vapor o asada al horno

– 2 cebollines, picados finos

– 1 diente de ajo grande, picado fino

– 3 cucharadas de harina de garbanzos o de arroz

– 1/2 cucharadita de sal

– 1 y 1/2 cucharadas de aceite de oliva extra-virgen

Delicias Kitchen

Preparación

1. En una sartén, verter el aceite y sofreír los cebollines picados.

2. Una vez que estén casi hechos, añadir el ajo picado y remover.

3. Añadir la calabaza a la sartén. Si se hizo al vapor, procurar que tenga la menor cantidad de agua posible antes de freír.

4. Añadir la harina y remover bien.

5. Echar la quinoa cocida y la sal, y remover hasta que esté todo mezclado. Rectificar sazón antes de apagar el fuego.

6. Dejar enfriar la mezcla para poder formarla bien después. Es recomendable hacer la mezcla un día antes de cocinarla, para que sea más fácil manipularla.

7. Para cocinarlas, dorarlas con un poco de aceite de oliva por cada lado hasta que esté crujiente.

Delicias Kitchen

Saludables, nutritivas y, por cierto, ¡muy deliciosas!