Por Antonio Rosselot
30 julio, 2019

Este brebaje te deja energizado y listo para atacar, tal como indica su nombre.

Si entraste a este artículo pensando en que hablamos de leche de pantera REAL, lamentamos desilusionarte. Pero igual aprovecharemos de explicarte de dónde viene esta peculiar bebida—compuesta de gin, leche condensada y agua o hielo—, muy frecuente en los barrios más antiguos de la ciudad de Barcelona. En particular, en el laberíntico y bohemio Barrio Gótico.

Atlas Obscura

Antes de explicar los componentes de esta bebida, una pequeña clase de historia. Se dice que la «leche de pantera» fue creada en la década de 1920 por la Legión Española, la fuerza militar de élite en la España de aquel entonces. Unos comentan que el general José Millan-Astray, quien fundó y comandó este ejército, le encargó a un coctelero local crear un trago simple y barato, el cual pudiera ser preparado por sus hombres en cualquier lugar y contexto.

Por otra parte, hay una teoría de que los soldados lesionados o heridos comenzaron a mezclar alcohol de farmacia con leche condensada mientras estaban reposando en las enfermerías. Una vez que regresaron a sus labores, compartieron la receta y cambiaron el alcohol de farmacia por ginebra —menos mal— o cualquier otro destilado que tuviesen a mano.

Atlas Obscura

Después, esta popular receta se fue perdiendo con el tiempo y desapareció del mapa. Sin embargo, resurgiría a mediados de la década de 1970 gracias a una nueva base de fervientes consumidores: los universitarios. En 1975, un ex soldado de la Legión abrió el bar «La Barretina» en un callejón cercano a la Carrer de la Mercè, y comenzó a reeditar este popular combinado para los estudiantes del sector, quienes se enamoraron inmediatamente de su extraño sabor y comenzaron a frecuentar la zona.

Atlas Obscura

«La Barretina» terminó cerrando hace unos años, pero actualmente el bar «Tasca El Corral», ubicado también en el Barrio Gótico, se sumó a la tendencia haciendo una versión de la «leche de pantera», pero de color rosa y algo más suave y sabrosa que su versión original. Aquí, la preparación es algo más elaborada que la original, ya que además de incluir el gin y la leche condensada, agrega leche fresca, un poco de brandy y canela en polvo para la decoración.

Atlas Obscura

Ya sea blanca o rosa, la «leche de pantera» es un cóctel bastante curioso. ¡Ahora sí hay excusas de sobra para viajar a Barcelona!