¿Dos tazas de agua por una de arroz? ¡Está muy mal!

El arroz es uno de los acompañamientos que más usamos y todos lo preparamos de la misma manera: dos tazas de agua por una taza de arroz. Nos hemos alimentado así durante todas nuestras vidas y estábamos tranquilos. Sin embargo, hoy en día se sabe que el arroz que crece en los campos de cultivo puede contaminarse con arsénico, sí, un elemento natural que es cancerígeno de categoría 1, pero asumimos que al hervirlo desaparece.

Golfo

Bueno, Andy Meharg, profesor de ciencias biológicas de la universidad de Queens en Belfast hizo un experimento en el programa “Confía en mí, soy doctor” de la BBC, y probó que no es así.

Este elemento que puede ser tóxico se mantiene en altos niveles en el arroz al cocinarlo de la manera clásica. Y si lo cambiamos por 5 partes de agua a 1 parte de arroz, los niveles se reducen a la mitad.

Sigue siendo un número preocupante…

¿Cuál es la solución? Hay una tercera opción: remojar el arroz durante toda la noche previa. Solamente con eso, los niveles de arsénico se reducen en un 80 por ciento.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

Además, Meharg dio más consejos: el arroz estilo Basmati es el que tiene niveles más bajos de arsénico. Y entre el integral y el blanco, hay que elegir el blanco, ya que la cascara de integral contiene más de este elemento.

No hay que alarmarse, pero sí cuidarse.

 

Te puede interesar

Trenza de nutella

5 septiembre, 2017