Por Antonio Rosselot
19 agosto, 2020

Siempre lo supimos —nuestras madres y abuelas también—, pero ahora los beneficios médicos de la miel están comprobados científicamente por la universidad de Oxford (Inglaterra): reduce síntomas, alivia dolores y acorta el tiempo de recuperación de toses y resfriados, siendo una alternativa más sana y económica que los medicamentos.

Los remedios caseros han estado presentes en nuestra vida y sociedad por miles de años, y básicamente eran lo principal antes de que se inventaran los medicamentos. Las infusiones de manzanilla para el dolor de estómago, la cebolla en el velador para que absorba al virus… la gama de opciones es amplia.

Y dentro de estos super-alimentos y bebidas que nos ayudan a sentirnos mejor, no podemos dejar fuera a la miel, ampliamente usada para aliviar toses y resfríos.

Getty Images

Está comprobado que la miel tiene propiedades terapéuticas —por eso las pastillas y el spray de propóleo que venden en las farmacias—, pero un reciente estudio la pone incluso por sobre los antibióticos en cuanto a su efectividad.

Expertos de la prestigiosa universidad de Oxford (Inglaterra) señalaron que los doctores deberían recetar una cucharada de miel antes que antibióticos, luego de una revisión de estudios para comparar la efectividad de la miel versus la de los antitusivos, antihistamínicos y analgésicos al tratar enfermedades respiratorias, como tos y resfríos.

Yegor Aleyev / TASS

Los hallazgos fueron claros: la miel es más efectiva que las pastillas a la hora de aliviar toses, dolor de garganta y congestión y, a diferencia de los medicamentos, ésta no tiene efectos secundarios. En cuanto a números, es un 36% más efectiva a la hora de reducir la frecuencia de la tos, entre otros.

Además, el consumo de miel reduce los tiempos de recuperación de estas enfermedades en un promedio de dos días.

Yegor Aleyev / TASS

“La miel resultó ser más efectiva que los cuidados usuales (…) provee una alternativa más económica y de fácil acceso que los antibióticos. Las enfermedades respiratorias son la razón más frecuentes para la prescripción de antibióticos y, como la mayoría de estas enfermedades son virales, los antibióticos son inapropiados y poco efectivos.

Dado que la falta de terapias alternativas y el deseo de mantener la relación doctor-paciente son dos contribuyentes a la sobre-prescripción de antibióticos, el hallazgo sobre la efectividad de la miel es importante. Es una alternativa razonable”

Equipo de investigadores de la universidad de Oxford

Yegor Aleyev / TASS

Finalmente, uno de los puntos más importantes del estudio es el tema de la resistencia antibacteriana. Resulta que mientras más se consuma un medicamento, el microbio a vencer se va progresivamente acostumbrando a esa amenaza y genera resistencia ante el tratamiento.

Eso es lo que está sucediendo con los antibióticos, ya que son generalmente sobre-recetados y, por lo explicado antes, pueden dejar de ser efectivos después de cierto tiempo. Por lo mismo, la miel también ayuda a combatir esta resistencia antibacteriana.

Ivan Bajic / FDA

Siempre lo supimos, pero ahora es oficial: ¡hay que proteger más que nunca a las abejas de este planeta!