Por Pilar Navarro
15 junio, 2017

El “bubble tea” se ha ganado el amor de todos pero… ¿a qué precio?

En el último tiempo los bubble teas, también conocidos como té de burbujas, se han vuelto extremadamente populares. No sólo son ofrecidos en sabores diversos y refrescantes, sino que además se pueden personalizar con diferentes agregados. Entre ellos se encuentran las intrigantes bolitas de tapioca, aquellas maravillas que se rompen en tu boca y liberan mucho sabor. Con tanto sabor y tanta fama, no es raro encontrar cadenas que se especializan en vender cientos de variaciones de este bebestible, algo que ha hecho que su consumo aumente de forma considerable.

Pero ¿son tan saludables como creemos?

Según This is Insiderel té de burbujas no es sólo té y por lo tanto, no puede considerarse como algo que deba ser bebido de forma frecuente.

Para el portal lo más preocupante de todo el asunto son las altas cantidades de azúcar a las que los consumidores se ven expuestos al beber una sola porción de este delicioso refresco. Lo creas o no, las bolitas de tapioca no aportan ni vitaminas ni minerales y se componen casi exclusivamente de carbohidratos y azúcares. De hecho, This is Insider lo compara con nada más y nada menos que una mera golosina.

bubble tea☕️ #canada #toronto #bubbletea #boboteaandjuice #yummy #dogs #nearhome #colddrink #milktea #original

A post shared by *Hannah*Chie* (@hannah.disney_) on

Cada bolita puede aportar cerca de 14 calorías, por lo que una porción de este añadido en tu refresco (que de por sí es calórico y azucarado) podría significar un aumento de cerca de 100 calorías.

De hecho, aseguran que un solo té de burbujas puede llegar a portar 50 gramos de azúcar y cerca de 500 calorías, algo que es bastante parecido a comerse una barra de chocolate entera.

Son muy pocas las personas que conocen o se cuestionan su real valor nutricional, por lo que nunca está de más informarse al respecto y de esa forma tomar decisiones responsables sobre lo que consumimos y la frecuencia con la que lo haremos. No creo que consumir estos refrescos esté mal, sin embargo, es importante darse cuenta que tal como un postre y unas ricas golosinas, la moderación es clave.

¿Conocías estos datos sobre la información nutricional de los bubble teas? ¡Cuéntanos en los comentarios!