Por Antonio Rosselot
24 julio, 2020

Este postre típico italiano está hecho a base de crema —o nata— y tiene una suave consistencia de flan. Generalmente se come con una salsa de frutos del bosque, pero en esta receta que les traemos, el Baileys es el invitado principal y alma de la fiesta.

Italia es uno de los polos culinarios del planeta, responsable de los platos favoritos de miles de personas. Desde su delicadeza con las pastas y las salsas hasta su maestría para los postres, los italianos tienen mucho que enseñarnos.

Algunos dicen que ellos no reaccionan muy bien cuando ven sus recetas alteradas por cualquier persona, pero después de que miren esta deliciosa receta, probablemente se lo pensarán dos veces.

Mayte’s Sweet Factory

Por cortesía de Mayte’s Sweet Factory, hoy les traemos una preparación de pannacotta, un postre típico italiano hecho a base de crema y con una consistencia de flan. Pero el giro de sabor está en el Bailey’s, ese licor de Irlanda que da calidez a todos los paladares y que, en este caso, se incorpora con mucha naturalidad al resto de los ingredientes.

Además, la textura del queso mascarpone y de la cobertura de chocolate son el toque final para un postre sencillo de preparar, que engalanará todos tus eventos en casa. ¡Comencemos!

Mayte’s Sweet Factory

Ingredientes (para 4 personas)

Para la pannacotta

– 275 ml de crema batida o nata para montar

– 250 gramos de queso mascarpone

– 150 ml de Bailey’s

– 45 gramos de azúcar glas

– 1 cucharadita de esencia de vainilla

– 10 gramos de gelatina en polvo

Para la cobertura

– 100 gramos de chocolate negro

– 100 ml de crema batida o nata para montar

– 25 gramos de mantequilla

– Chocolate en rama y grosellas para decorar (opcional)

Mayte’s Sweet Factory

Preparación

1. En una cacerola a fuego lento, poner 250 ml de la crema, el queso mascarpone, el azúcar glas, la esencia de vainilla y el Bailey’s. Remover durante 10 minutos sin que hierva. Reservar a un lado.

2. Disolver la gelatina en los 25 ml restantes de crema y luego añadir a la mezcla. Remover hasta que todo se incorpore.

3. Verter la mezcla en los recipientes elegidos y refrigerar por 4 horas.

4. Pasadas las 4 horas, comenzar con la cobertura de chocolate. En una olla pequeña a fuego medio, verter la crema, el chocolate y la mantequilla. Remover hasta que se derritan por completo. Traspasar la cobertura a un recipiente con boquilla para verter.

5. Cubrir la superficie de las pannacottas con el chocolate y extender usando una espátula, dejándolo uniforme. Refrigerar por dos horas, y decorar antes de servir.

¡Un postre suave y cremoso con una cuota de travesura!