Por Teresa Donoso
23 agosto, 2017

Eso no se parece a lo que pongo en mi plato.

La quinoa o quinua es la semilla del momento: no sólo es saludable, rica y puede reemplazar al arroz y darte más proteína sino que también es tan versátil que la puedes incluir en cualquier platillo, sea dulce y salado. Pero… ¿alguna vez te preguntaste cómo se ve la quinoa mientras crece?

Es algo interesante pues, aunque a nuestro plato llega como una semilla inflada y semi transparente, su aspecto mientras es cosechada no podría ser más diferente.

¿Alguna vez has visto el proceso de principio a fin? Sino, prepárate, porque esto te causará una gran impresión.

Cuando recién comienza a crecer, y tal como se describe en el Huffington Post, la planta de la quinoa se ve así:

AFP

Es una planta verde con tonalidades moradas y cuando ya llega a la madurez puede medir más de un metro y medio. El Huffington Post dice que estas hojas también son comestibles, aunque en general no las comercializan.

La planta en su madurez:

AFP

La quinoa crece bien en climas muy fríos y eso se debe a que es muy tolerante a las inclemencias del clima y no tiene problemas con terrenos con mucha sal, viento o nieve.

Esta es la parte que nos comemos:

Reuters

Lo que realmente consumimos es la semilla que produce la planta y se obtiene después de que la quinoa florece.

Esto, por ejemplo, serían las flores de la planta de la quinoa:

Temuzzcan / HuffPost

Una vez que las hojas verdes se caen entonces la planta está lista para ser cosechada.

Las semillas se quitan usando las manos y con una buena sacudida puedes quitarlas casi todas

Reuters

Eso sí, en el caso de las producciones más industriales se usan máquinas en vez de las manos, aunque el resultado es el mismo.

AFP

¿Hubieras imaginado que así se veía tu quinoa antes de llegar a tu plato? Es muy interesante.

Y si te dio hambre, entonces te dejamos estas 25 posibilidades que puedes cocinar para que saborees la quinoa en todo su esplendor.