Por Javiera Oliden
4 agosto, 2017

No te sorprendas si te mira con odio.

Si no quieres que la azafata te mire feo, o realmente tienes sed, lo peor que puedes hacer durante un vuelo es pedir Coca Cola light. ¿Por qué? Como cuentan en Travel+Leisure, el contenido de gas de la gaseosa sumado a las altas alturas hace que tengan más espuma, lo que a su vez hace que esta bebida en particular sea conocida como la más lenta en servir de todas.

De hecho, es tan lenta, que dicen que se pueden servir hasta tres otras bebidas en el tiempo que toma servirla.

La ciencia lo respalda, la Universidad del Estado de Illinois ratifico por medio de un estudio que tiene más dióxido de carbono que una Coca Cola normal, de ahí su efervescencia.

Los problemas en el día a día para los que trabajan en esto es tal, que en el canal de Jet.attendant  enseñan una técnica para apurar el proceso:

El truco está en que la presión del aire evita que el líquido se derrame por todos lados y hace el  proceso de servir un poco más rápido. Esto lo hacen luego de limpiar la parte de superior de la lata, para evitar el contacto con gérmenes.

Ya sabes, si eres muy impaciente, mejor pide otra cosa.

¿Qué prefieres beber cuando vuelas?

Te puede interesar

Trucha con salsa de pepino

4 septiembre, 2017