Por Teresa Donoso
30 mayo, 2017

El truco salió a la luz después de varios años.

¿Alguna vez has notado que cuando comes comida chatarra NECESITAS beber una gaseosa? Creo que se debe, en parte, a que nuestro cerebro asocia de forma inmediata esas patatas fritas y esa hamburguesa con una refrescante Coca Cola. Y hablando de eso ¿has notado que da igual la época del año en la que estés, la Coca Cola siempre es más deliciosa en McDonald’s que en tu casa? Yo, al menos, llevo un tiempo preguntándomelo. Es algo que a veces no me puedo sacar de la cabeza.

Es una ecuación matemática con un resultado sorprendente: hamburguesa + patatas fritas + Coca Cola = felicidad indiscutida.

En una intrigante búsqueda, me encontré con una respuesta en el sitio web Quora que me dirigió hasta la propia página de McDonalds donde, para mi sorpresa, la compañía explicaba varias cosas en detalle con un método de «Preguntas y Respuestas». Allí me encontré con el apartado milagroso que finalmente respondió todas mis preguntas: ¿Por qué la Coca Cola de McDonald’s sabe tan bien?

Al parecer la respuesta se relaciona directamente con tres factores: control de la temperatura, filtrado del agua y almacenamiento del producto:

«Hay muchas razones por las que la Coca Cola de McDonald’s sabe tan bien. Simplemente seguimos las reglas que nos da Coca Cola y nos aseguramos de hacer todo lo posible para que tenga el mismo sabor que tiene cuando compras una botella.

El agua y el sirope de Coca Cola son helados antes de entrar a los dispensadores con una proporción de sirope que permita que el hielo se derrita. Además, también mantenemos nuestros dispensadores bien fríos para que siempre puedas disfrutar tu gaseosa en el punto justo de su frescura. Para asegurarnos de que nuestros bebestibles siempre cumplan con altos estándares de calidad también implementamos métodos de filtración».

Por si esto no fuese suficiente, desde McDonald’s también ofrecen una segunda explicación, que se relaciona con su envase:

«También está el tema de la pajilla (bombilla/popote), que es ligeramente más ancha que la pajilla promedio. Así toda esa Coca Cola puede chocar directamente con tus papilas gustativas».

Creo que jamás noté el tema de la pajilla (también llamada popote en México o bombilla en Chile).

¿Te gustan las gaseosas de McDonald’s? ¡Cuéntanos en los comentarios!