Por Luis Aranguren
20 febrero, 2020

Cada vez que comes una tu cuerpo se desintoxica, se desinflama y además reduce su presión arterial.

Seguro estás recordando todas esas ocasiones en la que comías una ensalada y había un nabo en especial que parecía pintar a los demás ingredientes. Pues gracias a todas esas ocasiones que comiste ese tubérculo llamado remolacha, sea quizás el motivo por el que hoy te encuentras saludable.

La verdad si no te gustaba no culpes a tu madre o abuela cuando te la servían, pues tiene una cantidad impresionante de nutrientes que mantienen tu cuerpo con fuerza.

Freepik

Lo mejor de todo es que nada se desperdicia, inclusive las hojas de este maravilloso producto de la naturaleza tiene más vitaminas y minerales que su raíz. Dentro se encuentra mucho hierro, proteínas, zinc, magnesio y potasio.

Esto garantiza que tu corazón goce de una muy buena salud, debido a que aumenta la capacidad muscular en personas con insuficiencia cardíaca.

Mi Comida Mex

Por otra parte es muy bueno para el hígado, pues gracias a sus betaínas lo desintoxica y además revierte el hígado graso. Mientras las betalaínas tienen potentes propiedades antiinflamatorias y reducen el dolor en las articulaciones.

Al elegirlas deberás recordar todas las técnicas de selección que usaba tu madre al ir a las ferias o mercados.

Getty Images

Puedes escoger las remolachas medianas, observando siempre que no tengan arrugas y estén suaves. Así te será más fácil cortarlas para luego almacenarlas, de ese modo se mantendrán frescas por hasta 4 días y si van al refrigerador podrán durar 3 semanas.

Esta fruta la verdad es muy versátil pues no solo puede servir como acompañante de la comida, también produce un delicioso jugo que si mezclas con naranja tendrá mucho más sabor.

Mi Comidas Mex

Las remolachas no necesitan azúcar para su preparación, dentro de ellas hay mucha fructosa por lo que ni diluyéndose perderá su sabor. Igual hay que tener cuidado si eres diabético, aunque sea un dulzor sano puede alterar tus niveles normales y controlados.

Pero fuera de esto las remolachas reducen el crecimiento de células de cáncer de mama y próstata.

Así que a comprar remolacha y gozar de una vida sana, casi podríamos asegurar que es el nabo del futuro.