Por Ghalia Naim
24 noviembre, 2017

«Nadie debería quedarse sin comer».

Para brindar ayuda solo se necesitan las ganas y un poco de tiempo, ese es lema de Muhammad Sultan, el dueño de uno de los restaurantes de comida india más conocidos en Glasgow, Escocia, y quien se ha ganado el respeto de toda la vecindad por su arduo trabajo comunitario.

Regaló mil comidas a personas sin hogar en solo tres meses.

Frente a la dura crisis social que está pasando la ciudad, cuyos efectos tiene a muchísima gente en situación de calle, Sultan decidió ponerse manos a la obra junto a su familia y en agosto de 2017 empezaron a ofrecer comidas gratuitas.

directoalpaladar

Quien lo necesitara, podía ir a comer dos veces por semana durante un horario especial a su restaurante, el Charcoals.

Gracias a su solidaria iniciativa, en solo tres meses logró obsequiar alrededor de mil comidas ganándose la admiración de toda la ciudad y más. Ha sido protagonista de varias noticias y reseñas por su trabajo, y su mensaje es uno: incentivar a otros empresarios como él a participar con la comunidad.

«Quiero ver a otros restaurantes de Glasgow aunando esfuerzos para echar una mano. Sería suficiente incluso con contar con unos cuantos. Todos podríamos coger un par de días a la semana en los que repartir comida a aquellos que más lo necesitan. Se desperdicia demasiada comida. Sería suficiente».

https://www.instagram.com/p/BaOSILMFsiO/

directoalpaladar

Este héroe de 38 junto a un grupo de acción social están planeando ampliar la ayuda para extenderla a los siete días de la semana y esperan contar con el apoyo de otros inversionistas, grandes o pequeños para alcanzar la meta.

«No comemos solo dos días a la semana, ¿verdad? Lo hacemos los siete días. Todo el mundo debería tener acceso a ello, sin importar las circunstancias. Nadie debería pasar hambre».

directoalpaladar

El proyecto de Sultan terminó beneficiando a más gente de lo que jamás imaginó. Si crees que tu comunidad necesita ayuda, un plan como este es digno de copiar, ¿no crees?