Por Teresa Hechem
12 Julio, 2017

Si añades 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio sucede algo increíble.

A algunos les gustan las galletas crujientes, a otros suaves, a otros más doradas, en fin… Es difícil que un tipo de galleta complazca a todos. Es por esto que te entregamos un par de datos ocultos tras la ciencia de hornear las más deliciosas galletas. Estos consejos no fallan:

1. Pegajosas:

large
@cloudyteens

Agrega 2 tazas más de harina.


2. Crujientes con el centro suave:

2
Marcela Marijarvi

Utiliza 1/4 de cucharadita de polvo de hornear y 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio.


3. Un dorado perfecto:

3
@cloudyteens

Configura el horno a más de 350 grados porque ese tono dorado se da a partir de los 356 grados.


4. Con textura de caluga:

4
@Infinite_love

Sustituye la harina de pan por harina para todo uso.


5. Como compradas en una tienda:

large-1
@maria_camilaacevedo

Usa la mitad de la mantequilla. Esto sube la textura pero reduce un poco el sabor.


6. Gruesas (y menos crujientes):

large
@Maria_camilaacevedo

Congela la mantequilla por 30 a 60 minutos antes de empezar a hornear. Esto solidifica la mantequilla por lo que se esparcirá menos cuando se esté horneando.


7. Como un pastel:

large-2
@bohology

Usa más bicarbonato de sodio porque libera dióxido de carbono cuando se libera lo que hace que las galletas se inflen.


8. Con sabor a caramelo:

large
We Heart It

Utiliza 3/4 de taza de azúcar morena (en lugar de la misma cantidad de azúcar granulada combinada con azúcar morena).


9. Uniformes:

large
@cutie2

Si la apariencia es lo que te importa, añade 2 cucharadas de jarabe de maíz y 1/8 de taza de azúcar granulada.


10. Más sabor:

large
We Heart It

Enfría la masa en el refrigerador por al menos 24 horas antes de empezar a hornear porque esto hace que se profundicen los sabores.

¿Qué te parecieron estos consejos? ¿Cuál vas a probar primero?