Por Antonio Rosselot
3 diciembre, 2020

Desde la cadena Toro McCoy comentan que la hamburguesa ha tenido buena acogida: los clientes la reservan e incluso la han dado como regalo a sus cercanos.

Cuando uno va a comer comida rápida, no espera gastar una millonada en alimento; sí, uno puede darse sus gustos de vez en cuanto, pero una de las gracias de la comida chatarra es que no es tan cara y está relativamente al alcance de todos.

Sin embargo, esta hamburguesería con sedes en Bogotá y Bucaramanga (Colombia) se escapó totalmente del concepto clásico de comida rápida y lanzó una hamburguesa con un detalle que la hace tremendamente costosa y llamativa: está bañada en oro comestible.

IG: @toromccoy

Esta hamburguesa, preparada y servida por la cadena local Toro McCoy, está compuesta de doble carne, tocino crujiente y caramelizado, cebolla crispy y doble queso en un pan tipo brioche, pero nada de eso importa con la cobertura de oro laminado de 24 kilates que la recubre.

Y claro, no es como que puedas llegar y comprarla a un precio normal, como quien compra una Big Mac o un Whopper, no señor. Esta hamburguesa tiene un polémico valor de 57 dólares, ya que según sus creadores, “es oro de verdad y totalmente comestible”.

Nairametrics

“Es importado, aquí en Colombia no se consigue un proveedor de este tipo de insumo. Es muy, muy común y normal en otras partes del mundo, hay helados de oro, carne de oro. Decidimos darle a nuestros clientes una experiencia diferente, es un producto premium”.

—Carlos Mario Flores, gerente de mercadeo de Toro McCoy, a Vanguardia

Aunque parezca raro dado su valor, la hamburguesa ha tenido una muy buena acogida por parte de los clientes; tanto, que además de la de Bucaramanga, abrieron una sede en Bogotá para ampliar su base de clientes.

Maclean’s

De acuerdo a Flores, la gente incluso ha llegado a reservarlas y también las ha dado como regalo a sus allegados. “En vez de darle una joya, le dan una hamburguesa de oro a sus seres queridos”, comentó a Caracol Radio.

En cuanto a su tiempo de preparación, desde la cadena de restaurantes dicen que tardan unos 18 minutos en promedio para hacer una hamburguesa normal, pero esta versión dorada puede incluso demorar el doble debido al cuidado con el que se debe construir. El oro viene en finas láminas, que son distribuidas para que el plato llegue con la mejor calidad a la mesa.

IG: @toromccoy

Igualmente, nunca faltan los escépticos que sólo estarían dispuestos a comprarla si se verifica que es oro puro. Y los entendemos: la hamburguesa tiene que ser demasiado especial y única —además de sabrosa— como para costar tanto dinero…